• Casas
  • Karine Monié
  • 15|05|2017
Hogar de PIEDRA
Con esta casa en Tepoztlán, el equipo de Cadaval & Solà-Morales se enfrentó a un desafío estructural y estético.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/20/tepoztlan1_8899_615x.jpg

Arquitectura: Cadaval & Solà-Morales

Diseño interior y Diseño de paisaje: Martha Pérez

Primero debes entender el contexto y descubrir su potencial”, es la filosofía de Eduardo Cadaval y Clara Solà-Morales, cofundadores de Cadaval & Solà-Morales. Lanzado inicialmente en Nueva York, en 2003, el despacho fue traslado a Barcelona dos años después y hoy cuenta con otra oficina en la Ciudad de México. Buscando la simplicidad y la “riqueza espacial a partir de las cualidades de cada sitio”, los dos arquitectos realizaron esta vivienda de 300 metros cuadrados con la piedra como material principal. Esta decisión fue impulsada por varias razones, entre ellas la voluntad de emplear un material de uso común en la zona que requiriera poco mantenimiento y que tuviera un costo bajo. Ubicada a las afueras del pintoresco pueblo de Tepoztlán, en Morelos, esta casa fue pensada para aprovechar los días soleados y las temperaturas agradables todo el año. “Este proyecto es una búsqueda de espacialidad luminosa, amplia y confortable, que se construye a partir de un material a priori duro e incómodo, la piedra,” comentaron Cadaval & Solà-Morales.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/20/tepoztlan4_8802_1800x.jpg

La casa está conformada por tres pabellones que fueron unidos por una cubierta apoyada sobre una piedra escultural que genera dos patios techados. Se descubre “una secuencia de relaciones abiertas y cambiantes con la naturaleza”, en palabras de los arquitectos. Como telón de fondo, dos cordilleras espectaculares invitan a apreciar el panorama al aire libre o a través de los ventanales de piso a techo en los espacios interiores. “Esta vivienda ilustra un ejercicio volumétrico que consistió en abrir las vistas y los espacios principales hacia las montañas”. Un patio central y abierto permite acceder a la casa, pero los espacios no se organizan alrededor de él. “Al contrario, el proyecto se desarrolla a través de su perímetro exterior. Se trata de una sucesión de espacios con distintos usos que dibuja el límite de un cuadrado regular. Las áreas exteriores cubiertas intersectan el volumen diagonalmente y rompen con la rigidez del funcionamiento perimetral”, añadieron Cadaval & Solà-Morales.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/20/tepoztlan3_9426_1365x.jpg

Depurado, geométrico y austero son algunas de las palabras que vienen a la mente cuando se observa esta casa sin ostentación, que fue amueblada y decorada por Martha Pérez con piezas y colores suaves para honrar el espíritu general del proyecto. “Nuestro despacho opera como un laboratorio en donde la investigación forma parte importante del proceso de diseño”, comentaron los creativos de Cadaval & Solà-Morales. El resultado es singular e impactante, con el equilibrio justo entre líneas arquitectónicas sobrias y sorprendentes.