PARAÍSO en Malibú
Glamorosa y acogedora, así es la casa de playa de la célebre diseñadora Kelly Wearstler.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/24/kellyw2_1549_615x.jpg

Diseño interior: Kelly Wearstler

Kelly Wearstler tiene muchos talentos y una lista de clientes de perfil alto. Sabe perfectamente cómo crear espacios interiores de ensueño, piezas de mobiliario y lámparas audaces, así como accesorios de moda y para el hogar. Su casa de fin de semana le dio la oportunidad de diseñar el refugio perfecto para ella y su familia. “Toma tiempo encontrar la vivienda adecuada, donde se siente la energía correcta. Mi marido, mi dos hijos y yo supimos que era para nosotros. Justo en frente de la casa, hay una hermosa roca en medio del océano”, comentó. Situado en el barrio chic de Malibú, en Los Ángeles, este proyecto de 525 metros cuadrados, dividido en dos plantas, es una oda a la belleza de la naturaleza. Kelly Wearstler se hizo famosa por su uso de colores brillantes y motivos impactantes, pero aquí prefirió optar por una paleta neutra y orgánica que hace referencia al paisaje costero del sur de California. Toques de marrón topo, gris vaporoso, verde agua y rosado evocan la arena, el sol y el océano.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/24/kellyw3_9682_1800x.jpg

“El carácter apacible del blanco y la riqueza de la madera resaltan la apariencia cambiante del océano. Dependiendo del día, el mar puede tener un color gris pizarra o azul profundo”, comentó la diseñadora. Con el Océano Pacífico como tela de fondo, esta casa aérea invita al exterior en el interior y da una sensación de sofisticación suave que suele resistir el paso del tiempo. Según Wearstler, “la vibra de esta casa fue inspirada por el estilo californiano vintage de los años 70. La cultura de playa y del skateboarding es relajada de manera innata. El estilo de vida consiste en celebrar la naturaleza, la salud y la conciencia. Ya que el clima es increíble, la gente pasa mucho tiempo al aire libre. Hay libertad y una sensación natural de elegancia fácil y cool”. Gracias al plano abierto, la vivienda está bañada de luz natural y las distintas áreas se conectan unas con otras. Ideal para disfrutar momentos agradables con su familia y sus dos perros, este cálido refugio refleja el equilibrio perfecto entre privacidad y entretenimiento.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/24/kellyw5_9002_1800x.jpg

“Mi trabajo de diseñadora consiste en escuchar y analizar la visión de mis clientes a través de mi filtro. En este caso, el cliente fue mi familia. Siempre se trata de traducir distintas personalidades y de encontrar la energía que corresponda a un estilo de vida particular”, explicó Wearstler. Con una sonrisa, nos describió a su familia como “muy atlética”, por lo que escogió esculturas robustas, así como telas y muebles que pudieran resistir a combates de lucha libre. Además, para tomar en cuenta los gustos de su marido y sus hijos, la diseñadora los lleva con frecuencia a subastas y ferias de antigüedades. Como en todos sus proyectos, cada pieza fue cuidadosamente seleccionada. “Mi estética es mezclar: yuxtaponer lo contemporáneo y lo clásico, lo masculino y lo femenino, lo bruto y lo refinado. La tensión entre los opuestos me parece sexy. Quiero contar historias aventureras e inesperadas”.