• Casas
  • Karine Monié
  • 31|01|2017
Interconexión residencial total
A través de la arquitectura de esta vivienda en la Ciudad de México, el despacho Método creó un diálogo fascinante entre el interior y el exterior.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/05/casametodo1_179_615x.jpg

Arquitectura: Método

Esta casa “tiene como intención la de cuestionar los límites físicos y visuales de la forma de habitar de una familia actual. Pretende crear una vivienda visualmente conectada y continúa, delimitando los espacios por una frontera etérea entre las zonas privadas y públicas”, de acuerdo a Bernardo García, fundador del despacho Método que realizó este proyecto. Construida en una superficie de 480 metros cuadrados, este proyecto cuenta con amplios ventanales que dan hacia el sur, para poder aprovechar al máximo del jardín y las vistas a la Ciudad de México.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/05/casametodo3_3650_615x.jpg

La reducida paleta de materiales y colores que se usaron tanto en la arquitectura como en el interiorismo, contribuye a dar una sensación de atemporalidad en todas las zonas. La casa se divide en cuatro áreas. Las habitaciones ocupan la zona privada que se abre hacia la biblioteca-estudio, la cual se aloja en la zona semi-privada. La sala-comedor y el jardín se alojan en la zona pública, para poder aprovechar de la terraza que se extiende al exterior. “Fomentamos la convivencia entre los habitantes de la casa sin perder la esencia de los espacios”, dijo el arquitecto Bernardo García.

metodo.mx