• Casas
  • Laura Rodríguez
  • 01|11|2016
Diseño efectivo
Este hogar en Guadalajara logró un funcionalismo arquitectónico, al aprovechar al máximo su medio ambiente.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/44/casaguadalajara1_3333_615x.jpg

Arquitectura: Andrés Escobar y Álvaro González Guerra

De acuerdo con el arquitecto José Villagrán, considerado uno de los máximos exponentes de la era moderna en México, el programa arquitectónico es el conjunto de exigencias que debe satisfacer una obra a proyectar. De esta definición es de donde el arquitecto Andrés Escobar —a través de Taller Arquitectónica— y Álvaro González Guerra —junto a su despacho Gómez Vázquez International— tomaron inspiración para erigir la Casa GP, ya que ellos buscan generar la mejor solución a las necesidades de sus clientes. En este caso, su objetivo fue concebir una vivienda espaciosa, práctica y acogedora, cuya planta baja funcionara a manera de flat privado para los padres de la familia. Y, en la planta alta, disponer las recámaras de los hijos. Es decir, se planeó un volumen en forma de “L” con dos alas: en una se encuentra la zona social y, en la otra, la privada.

Lee también: Villa Tres Marías se insertan en el paisaje mexicano y lo enriquecen con una arquitectura elegante.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/44/casaguadalajara5_4773_615x.jpg

Este proyecto residencial fue erigido sobre 930 metros cuadrados de construcción, cuyo objetivo principal fue crear un espacio que generara la sensación de libertad, calidez y transparencia sin formalismos. Para conseguirlo, los creativos se basaron en el entorno, ya que el terreno está rodeado por el hermoso Bosque Los Colomos, el cual cuenta con 92 hectáreas y está ubicado en los límites de Guadalajara y Zapopan. Esta condición permitió generar el deseo de disfrutar la vegetación y de querer tener un contacto mucho más estrecho con ésta; por ello cada estancia que conforma el primer nivel tiene acceso directo al jardín.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/44/casaguadalajara6_3738_615x.jpg

El área dispuesta a la convivencia es amplia y está compuesta por sala de estar, comedor, cocina, bar, terraza y alberca, espacios que comparten el mismo acabado en piso de duela de la marca Mafi. Este piso, proveniente de la Ciudad de México, es de máxima calidad, y se puede percibir su delicioso aroma al ingresar a la casa, motivo por el cual se convirtió en uno de los elementos principales de la obra arquitectónica, pues además brinda presencia y personalidad a la morada. Por su parte, se empleó un mármol italiano llamado Carreto, que es pariente de los Carrara. Para las fachadas exteriores se utilizó una cantera gris originaria de Jalisco, llamada San Andrés, la cual presenta la particularidad de ser rígida y fácil de trabajarse, a diferencia de otras que tienden a desmoronarse.

Lee también: Este proyecto residencial en Michoacán, resalta por su ubicación en una bahía encantadora.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/44/casaguadalajara4_7870_615x.jpg

Finalmente, el taller de interiorismo Momo —conformado por las diseñadoras tapatías Karla Vázquez y Kenia Rodríguez, con quienes Andrés Escobar ha colaborado anteriormente—, fue el encargado de dar vida y color a cada uno de los espacios que componen la Casa GP para lograr un hogar cálido y práctico rodeado de una hermosa vegetación.