Infinito MEDITERRÁNEO
En la isla francesa de Córcega, esta casa totalmente abierta hacia el exterior rinde homenaje al sublime entorno.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/27/corcega1_4799_615x.jpg

Arquitectura: Vincent Coste y Bruno Fléchet

Frente a la costa del sureste de Francia, Córcega es un pequeño paraíso donde la omnipresencia del sol y la intensidad de los colores del mar y de la vegetación son fascinantes. Al sur de la isla, los arquitectos Vincent Coste y Bruno Fléchet diseñaron una vivienda de 400 metros cuadrados, de un nivel, en una península de ensueño que cuenta con una playa privada y un pequeño puerto. Protegidos por las autoridades locales, la vegetación y el relieve granítico fueron los puntos de partida de este proyecto que fue concebido con el objetivo de fundirse con el paisaje. La casa se organiza alrededor de un espacio al aire libre intersticial que conforma el eje principal de la propiedad. Esta área tiene varias funciones, como la de dar la bienvenida y ser utilizada como terraza o logia, además de proporcionar vistas hacia el hermoso mar.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/27/corcega4_6762_1800x.jpg

La vivienda fue construida de manera lineal con una serie de zonas exteriores íntimas, las cuales permiten aprovechar el clima soleado y el panorama de ensueño que brinda este refugio. Cuatro volúmenes distintos fueron posicionados conforme a las orientaciones del mar, y sus entradas fueron cinceladas por inmensos trozos cortados pivotantes de granito. Una estructura cubierta de madera filtra la luz que entra bajo la forma de rayos, dando una sensación de ligereza y reforzando la unidad arquitectónica. “Es una proeza estructural y la base del proyecto, que consiste en una línea suspendida en el paisaje”, comentó Vincent Coste. Después de haber trabajado en los Países Bajos con Rem Koolhaas / OMA y en Barcelona con Oscar Tusquets, el arquitecto francés fundó su propio despacho en el año 2000, en Saint-Tropez, Francia. A través de cada una de sus realizaciones, busca integrar el entorno natural de manera óptima y respetar el medioambiente. De inspiración mediterránea, cada uno de sus proyectos borra los límites entre el interior y el exterior, como esta casa lo prueba.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/27/corcega3_7239_1800x.jpg

La amplia sala, que ofrece excepcionales vistas depuradas, cuenta con tres lados completamente transparentes. Los efectos de luz y sombra, así como los juegos geométricos, se alcanzaron a través de varios componentes de la arquitectura, tales como las persianas de madera corredizas. Vincent Coste y Bruno Fléchet escogieron cuidadosamente todos los materiales para que la morada se fusionara con el entorno. El paisajismo, concebido por Nicolas Bonnenfant, del despacho Coloco, y la iluminación de Studio by Night fueron dos otros elementos esenciales de este proyecto sutil y poético que deja entrar la naturaleza en su corazón.