• Casas
  • Karine Monié
  • 16|03|2017
Escape AUSTRALIANO
Esta casa de ensueño cristaliza la nueva idea del lujo: estar rodeado de un paisaje natural sublime con comodidad absoluta.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/escapeaustralia1_7072_615x.jpg

Diseño interior: Nicholas Graham + Associates

En el estado de New South Wales, Australia, este terreno que da hacia el Kangaroo Valley fue una plantación de olivos durante varios años. Hoy, esta propiedad se volvió el sitio ideal para escarparse del bullicio de la vida urbana. Construida hace 15 años en un estilo que combina referencias a un rancho en Texas y a un chalet en Suiza, la casa fue renovada por el talentoso australiano Nic Graham (quien encabeza su despacho Nicholas Graham + Associates). El punto de partida del proyecto fue el amor de los dueños —quienes vivían en Hong Kong— por compartir momentos privilegiados en familia y su gusto por la comida.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/escapeaustralia3_8909_1800x.jpg

La cocina abierta con un look industrial, ocupa el corazón de la vivienda. Las estanterías, los dos refrigeradores, la estufa y la amplia isla contribuyen a crear un espacio acogedor y funcional a la vez. A los afortunados que hoy pueden rentar la propiedad por medio de la firma australiana Luxe Houses, un chef les prepara platos saludables elaborados con los productos del huerto y del jardín. En el marco de la remodelación, Nic Graham tuvo que hacer algunos cambios estructurales. Añadió una nueva ala y algunos cuartos que fueron diseñados para favorecer la conexión entre todos los espacios. Aunque empezó como un pequeño proyecto, la vivienda evolucionó rápidamente hasta reunir siete recámaras y seis salas de baño, lo que permite recibir a 10 personas. “La propiedad destaca por su gran escala, pero no es ostentosa”, comentó Nic Graham.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/escapeaustralia2_4764_1800x.jpg

En la sala, ventanas de piso a techo fueron instaladas para maximizar la vista a 180 grados. “Aquí se desprende una sensación de tranquilidad, en particular cuando se observan los colores cambiantes del cielo y del paisaje”, confesó el australiano. Una de las metas consistió en reflejar una estética más contemporánea. Sin embargo, a Nic Graham le pareció esencial preservar varios elementos de origen para honrar la historia de la casa, como las vigas recuperadas de un antiguo puente que había sido demolido. El diseñador de interiores trabajó con artesanos locales de gran talento, cuidando todos los detalles de la arquitectura y de la decoración.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/11/escapeaustralia5_4748_1800x.jpg

Combinada con materiales naturales como la piedra, la madera, el concreto y el bronce, la paleta colorida neutra conforma la tela de fondo perfecta para el mix ecléctico de los muebles. El sofá de terciopelo verde de los años 50, las alfombras belgas de sisal y las obras de los artistas australianos John Baird y Luke Williams, son algunos de los otros tesoros que se descubren en la vivienda. Adornada con paneles de roble oscuro, la biblioteca es un rincón cosy que ilustra la idea que el diseñador de interiores tiene de este proyecto: “Lo que me gusta más de esta casa es su carácter apacible y el hecho de que sea discretamente refinada”. En continuidad con el interior, donde todo fue imaginado para capturar las vistas espléndidas y crear una conexión con el jardín, los espacios exteriores son una oda a la tradicional vida de campo australiana. Al estar sentado en la inmensa terraza, la piscina complementa el panorama asombroso que parece ser infinito.