Aldea de NIÑOS
En Mazatlán, este colegio fue concebido en un edificio no convencional para propiciar la creatividad de los alumnos.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/36/aldea3_5978_1365x.jpg

Arquitectura: EPArquitectos y Estudio Macías Peredo

Mazatlán, una de las ciudades portuarias más importantes de México conocida como la Perla del Pacífico, presenta humedad y altas temperaturas durante casi todo el año, factores que condicionaron el proyecto más reciente de las firmas EPArquitectos y Estudio Macías Peredo. La estrategia para el Colegio María Montessori Mazatlán debía minimizar el impacto del calor sin perder iluminación natural, así como emplear materiales y sistemas constructivos que fueran poco propensos a la corrosión. El modelo Montessori no es un sistema convencional de educación, y la forma de las aulas debe propiciar dinámicas donde los niños experimenten y despierten sus sentidos, por lo que el espacio recomendado no debe ser lineal. Concebido como una aldea infantil, el proyecto mira hacia el interior. Los salones fueron dispuestos en 19 módulos independientes de planta hexagonal, construidos en tabique hueco. Las clases se contraen hacia el interior para generar un pasillo perimetral que aporta aislamiento térmico y presuriza el aire. Además, los módulos están enlazados entre sí con desfases, conformando patios poliédricos que definen un paisaje de diminutas villas a distintas alturas que buscan la luz natural y las corrientes de aire mediante tragaluces.