• Casas
  • Karine Monié
  • 15|08|2017
“Una Vida” en Tulum
A 10 minutos de la playa y en medio de la selva, este proyecto honra la naturaleza circundante y los materiales locales.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/33/luna_vidar_en_tulum_2_7596_615x.jpg

Arquitectura: Studio Arquitectos
Construcción: Ceiba Construcciones
Mobiliario y decoración: Alberto Penny y Joanna Kunze

Construido en un terreno de poco más de tres mil 300 metros cuadrados en forma triangular –lo que dictó la disposición de los edificios y áreas comunes–, este condominio llamado “Una Vida” se sitúa en Tulum y está rodeado de vegetación tropical. Se buscó conservar la mayoría de los árboles existentes para reducir el impacto en el terreno y concebir un proyecto integrado a la naturaleza.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/33/luna_vidar_en_tulum_1_7768_1800x.jpg

“Los volúmenes se ordenan de manera paralela entre sí y se aíslan para permitir el flujo de aire, aprovechando así la ventilación para refrescar los ambientes. Por otra parte, la vegetación abundante y los árboles, generan la sombra necesaria para amortiguar el calor caribeño”, comentó el equipo de Studio Arquitectos.
Los materiales locales como la piedra de la región, el cemento pulido con chukum y la madera predominan en el edificio.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/33/luna_vidar_en_tulum_3_8321_1800x.jpg

“Conceptualmente se buscó unir de forma abstracta en el diseño tres elementos relacionados con los ciclos naturales y el contexto: raíces, tierra y árboles. Las raíces se extienden en la selva como el recorrido del usuario; la tierra que da vida al magnífico entorno y que se conserva manteniendo su esencia, dejando los elementos naturales donde están e integrándolos al diseño; y por último, los árboles, representados por los volúmenes del proyecto”, explican los arquitectos. Por esta razón, los distintos bloques –conformados por varios módulos– llevan el nombre de los árboles característicos de la zona: Chacá (cada bloque reúne un módulo de recámara y un módulo de cocina-sala-comedor), Chechén (cada bloque aloja dos módulos de una recámara y un módulo de cocina-sala-comedor) y Ceiba (que alberga tres recámaras, una sala-cocina y un jardín con alberca privada). 

www.studioarqs.com.mx