Un hogar LUMINOSO por HGR Arquitectos
Este proyecto en la Ciudad de México gira en torno a cinco patios que dan iluminación natural a 25 residencias.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/16/hagerman_8538_615x.jpg

Arquitectura: Marcos Hagerman / HGR Arquitectos

Marcos Hagerman, fundador de HGR Arquitectos, desarrolló este edificio departamental de seis niveles donde se empieza a vislumbrar el prometedor futuro del joven arquitecto. En el interior predominan tres materiales: el tabique rojo, el acero en color negro y el recinto, lo que brinda armonía a todos los espacios. Los cinco patios alrededor de los cuales están modulados los 25 departamentos que conforman este proyecto albergan un árbol liquidámbar cuya altura llega hasta el sexto nivel, lo que permite la entrada visual de vegetación a todas las habitaciones de las viviendas. En cada departamento se separó el área pública de la privada conectándolas únicamente a través de un pasillo con muros de celosía de barro que dejan paso a la luz pero otorgan privacidad a los habitantes.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/16/hagerman_1530_1365x.jpg

La arquitectura de Hagerman está basada en la empatía y busca el bienestar de las personas que habitarán los espacios diseñados por él, por lo que cada uno está concebido como si fuera a ser habitado por él mismo. Evitando desaprovechar la azotea del edificio, se colocaron 10 roof gardens privados en la llamada “quinta fachada”, en donde se utilizaron agaves para armonizar el espacio, y toda la vegetación del conjunto fue cuidadosamente seleccionada por el arquitecto. En el lado oriente del inmueble se creó una separación del edificio colindante, dejando un patio de acceso a un costado, el cual evita la necesidad de crear un muro ciego hacia el terreno vecino y da la impresión de que el edificio está situado en una esquina.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/16/hagerman_5718_1800x.jpg

La construcción cuenta con una doble fachada conformada por cartelas de tabique rojo que aíslan las unidades de vivienda del ajetreo urbano de la capital mexicana. Siguiendo un principio arquitectónico basado en líneas sencillas y en el ordenamiento modulado de los espacios, se creó un edificio en donde los patios y jardines otorgan una sensación de privacidad en superficies generosas. Este proyecto residencial, como su propio autor, esconden su genialidad tras una modestia natural.