Un hogar en armonía con el entorno en Valle de Bravo
La arquitecta Roberta Rojas y la interiorista Paola Aboumrad diseñaron una casa en armonía con la naturaleza.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/22/hogar_armonioso_valle_de_bravo_7253_615x.jpg

Arquitectura: Roberta Rojas
Diseño Interior: Paola Aboumrad

Rodeada por un bosque de gran belleza natural, la localidad de Valle de Bravo, en el Estado de México, se ha mantenido durante décadas como uno de los sitios favoritos para ser visitado por los habitantes de la Ciudad de México y sus alrededores.

Incluso, es cada vez más común encontrarse con quienes se han alejado de la gran urbe para buscar un remanso de paz y tranquilidad permanente en este pueblo mágico.

Sin duda, una de las cualidades que más se aprecian en este contexto es habitar un espacio residencial con toda comodidad sin sacrificar ese anhelado contacto con la naturaleza que el bosque y el lago de Valle de Bravo ofrecen.

Para la arquitecta Roberta Rojas y la interiorista Paola Aboumrad, ésta fue una prioridad al momento de desarrollar la propuesta de una residencia conformada por cuatro cabañas totalmente equipadas con un programa completo, en donde cada rincón se mantuviera en completa armonía con el entorno.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/22/hogar_armonioso_valle_de_bravo_1599_1365x.jpg

“La estrategia alrededor de la integración del ecosistema se hizo mediante tres ejes de acción. Primero, el eje de composición le da movimiento a las cabañas y genera un cambio aparente de vista para cada espacio del complejo. Segundo, los materiales fueron rigurosamente seleccionados para que se integren y hasta se pierdan en la naturaleza en algunos momentos. Y, por último, los canceles de toda la cabaña se abren como si ésta fuera una gran terraza, dejando grandes techos volados. Es justo de esta manera como la arquitectura se vuelve compatible con el ambiente, generando una sensación reconfortante de armonía”, aseguró Roberta Rojas. 

En este sentido, la elección de materiales fue clave para lograr el balance entre exterior e interior, por lo que la mayoría de éstos proviene de la región. De forma secundaria, se utilizaron algunos de otras partes del país, siempre velando por realizar una arquitectura con la menor huella de carbono posible.

 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/22/hogar_armonioso_valle_de_bravo_5528_1800x.jpg

“Los colores exteriores fueron elegidos por su elemento y por la forma en que conversan con el medio ambiente, ya que se trata de madera y piedra, al igual que su alrededor. En el interior, Paola Aboumrad realizó un gran trabajo al elegir los colores de los muros, los muebles y la decoración, con el fin de que cada espacio interior "tuviese su propio look and feel", compartió Roberta. Así, naturaleza, propuesta estética y funcionalidad fueron esenciales para desarrollar la personalidad interior de esta vivienda. 

“La idea fue lograr un concepto mexicano contemporáneo de montaña con materiales locales como piedra y madera, textiles de Chiapas, así como muebles hechos a la medida en México, pero dándole un toque ecléctico al combinarlos con muebles de otros lugares para dar una sensación muy particular de montaña contemporánea. El reto más grande fue lograr espacios prácticos, pero a la vez acogedores, que inviten a estar ahí durante horas y que puedas desconectarte de la vida citadina”, analizó la interiorista Paola Aboumrad.