Vive el MODERNISMO de este hogar en BEVERLY HILLS
Esta casa con vistas excepcionales hacia Los Ángeles y el océano rinde homenaje al estilo mid-century y al arte contemporáneo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/hills_9833_615x.jpg

Arquitectura: Studio William Hefner

Cuando contactó al equipo de Studio William Hefner —despacho de arquitectura fundado en Los Ángeles en 1989—, el propietario de esta casa tenía un dilema: por un lado, siempre había sido un gran admirador del modernismo mid-century; por otro, tenía dificultades para encontrar la mejor manera de respetar las proporciones humildes de este estilo con la necesidad de albergar su extensiva colección de arte contemporáneo, que incluye varias obras de gran escala. El dueño pasó mucho tiempo investigando las viviendas a la venta en la ciudad pero no encontró ninguna que pudiera reunir estas características. Ya que la casa que quería no existía, concluyó que la única manera de tenerla era construirla, por lo que compró un terreno y acudió a Studio William Hefner para el diseño.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/hills_3131_1800x.jpg

La propiedad se sitúa en la zona prestigiosa de Beverly Hills y cuenta con vistas espectaculares hacia la ciudad y el océano. El modernismo californiano —cuyos pioneros fueron Charles y Ray Eames, Richard Neutra y Rudolph Schindler— fue la principal fuente de inspiración de los arquitectos de Studio William Hefner. El proyecto plasma también la filosofía de diseño holística del despacho que integra la arquitectura, el paisajismo y el interiorismo. El plano de la casa y la organización de los espacios interiores fueron definidos con respecto al deseo del propietario de contar con un lugar privilegiado para su colección de arte. Organizada en un solo piso, la vivienda se distribuye alrededor de una entrada amplia y luminosa que, gracias a sus paredes blancas, actúa como galería al mismo tiempo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/51/hills_9293_1800x.jpg

La sala-comedor es el espacio público de mayor importancia y se abre hacia el exterior, tomando ventaja del panorama. A ella se suman dos alas de cada lado de la casa. Una es privada y aloja los dormitorios con una recámara principal que se extiende hacia una terraza. La otra ala, por su parte, alberga la cocina y el desayunador. Tanto fuera como dentro, la paleta de materiales fue escogida para proporcionar calidez, creando un equilibrio con las líneas modernistas depuradas de la arquitectura. En el exterior, se privilegió el uso de la piedra caliza en los muros y de la madera en el techo, lo que permite que la estructura se funda con el paisaje. En el jardín, una piscina y un comedor al aire libre, así como un pabellón con un lounge, invitan a disfrutar del estilo de vida cool típico de California del Sur en una propiedad que rinde homenaje al modernismo mid-century.