OASIS en Sinaloa
Con su jardín botánico y su futuro parque, Culiacán reúne vida urbana y cercanía con la naturaleza.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/47/oasis1_3731_615x.jpg

Las cifras del Jardín Botánico Culiacán son impresionantes: 17 colecciones botánicas distribuidas en 10 hectáreas con más de mil 800 especies de diversos ecosistemas del mundo. En este espacio público al aire libre —fundado en 1986 por iniciativa del ingeniero Carlos Murillo Depraect—, se descubren todo tipo de plantas: acuáticas, tropicales, agaves, bambúes, bonsáis, y más. En 2004, se invitó a la arquitecta Tatiana Bilbao a realizar el plan maestro del Jardín Botánico Culiacán, incluyendo la remodelación de las colecciones botánicas. Por otra parte, para acercar el arte a la naturaleza, se exhibe una colección de obras curadas por el mexicano Patrick Charpenel, creadas ex profeso para este lugar, por alrededor de 40 artistas renombrados de todo el mundo, como James Turrell, Olafur Eliasson, Gabriel Orozco, Sofía Táboas, Tercerunquinto, entre otros.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/47/oasis2_2778_1800x.jpg

Se decidió extender el proyecto con el diseño del Parque Ecológico, cuyo plan maestro fue desarrollado en 2012 por los arquitectos Alberto Kalach y Juan Palomar. El inicio de su ejecución acaba de empezar este año (2017) con la construcción de la calzada principal y el paisaje. “La labor que ha realizado la Sociedad Botánica con el maravilloso jardín es muy importante. Trabajar en el parque junto al jardín significa apoyar ese esfuerzo”, compartió Kalach. La superficie total del parque —que se prevé terminar en unos 10 años— alcanzará 22 hectáreas. Un equipo multidisciplinario conformado por aproximadamente 60 personas —arquitectos, ingenieros, botánicos, jardineros— está involucrado en la realización del proyecto. “El plan maestro para el parque propone ligar los barrios contiguos al propio jardín botánico y al campus de la universidad a través de él, mediante andadores, caminos y calzadas sombreadas por árboles”, añadió Alberto Kalach.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/47/oasis4_3788_1800x.jpg

Otros elementos recreativos como un lago, un foro para conciertos, un par de cafeterías, plazas, un laberinto, un vivero abierto al público y el mejoramiento y la integración al parque del Centro de Ciencias, también estarán incluidos en el proyecto. El objetivo es respetar el carácter natural del parque pero, al mismo tiempo, introducir especies diferentes para enriquecer la experiencia de los visitantes. “Muchas de las plantas nuevas son producidas por el propio jardín botánico, de tal manera que la riqueza del jardín se desbordará sobre el parque,” destacó Alberto Kalach. “Este parque dejará un precedente de lo que se puede y debe hacer en el resto de los espacios públicos de Culiacán, una ciudad cuya gran parte de su belleza radica en la vegetación exuberante”, concluyó el arquitecto.