AIRES de campo
Esta residencia invita a vivir el espíritu funcionalista de forma dinámica.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/35/aires1_1301_615x.jpg

Arquitectura: Roberto Burneo

Puembo se encuentra a pocos kilómetros de Quito, Ecuador. Se ha convertido en un espacio residencial muy apreciado por las familias ecuatorianas, pues su cercanía a la capital y su microclima privilegiado con temperaturas medias templadas se torna particularmente atractivo para el descanso y la recreación. Recientemente, en Puembo se ha producido un crecimiento residencial de alta gama, y la arquitectura ha comenzado a destacar por crear viviendas con una inspiración más relajada. Esta casa responde a las condiciones naturales del sitio: plano, sin posibilidad de vistas interesantes hacia el paisaje, por lo que el inmueble se desarrolla hacia el interior del terreno, en donde existe una diversidad de árboles frutales que, en su mayoría, fueron preservados.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/35/aires2_4743_1800x.jpg

La familia buscó al arquitecto Roberto Burneo por su estilo contemporáneo que privilegia la funcionalidad de sus proyectos. “Ellos querían una casa que les permitiera desarrollar una vida familiar, ver crecer a sus hijos y compartir tiempo con los amigos aprovechando las áreas de jardines, con la posibilidad de pasar la mayor cantidad de tiempo al exterior”, comentó el arquitecto Burneo. La casa se resolvió en un par de volúmenes perpendiculares diagonales al terreno. La planta baja alberga las zonas comunes, incluyendo un estudio, mientras que el volumen superior de la residencia aloja los dormitorios y una sala familiar. Este volumen con orientación norte-sur permite aprovechar la luz solar y la vista hacia los jardines.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/35/aires3_5379_1365x.jpg

Roberto procura que cada proyecto sea integral y que sus clientes se involucren, de tal  forma que formen parte de éste y contribuyan a su resolución, pues considera que es el mejor camino para lograr espacios únicos, individuales y con la personalidad de quien los ha encargado. “En esta casa me contrataron después de haber visto una residencia que construí en el Valle de Cumbayá, en Quito, la primera que construí a mi regreso después de haber trabajado durante 10 años en Nueva York, en la oficina de Robert A. M. Stern. Desde entonces, mi diseño busca explorar aspectos como la luz, la transparencia, la composición volumétrica que defina la espacialidad, y la materialidad como estrategias de diseño, además de ofrecer un espacio que cumpla con las aspiraciones de los usuarios; siempre con la intención de responder a los aspectos naturales y construidos del sitio. Ofrecer un espacio de reflexión y crecimiento para el usuario”.