• Casas
  • Karine Monié
  • 08|03|2017
CONEXIÓN NATURAL en Idaho
Esta casa de vacaciones de concreto, acero y vidrio honra a la naturaleza a través de su arquitectura, que parece emerger del paisaje.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/10/idaho1_6502_615x.jpg

Arquitectura y Diseño Interior: Olson Kundig

"La arquitectura es la intersección entre lo racional y lo poético”. Así es como Tom Kundig —uno de los fundadores del despacho Olson Kundig— define la disciplina que da ritmo a su vida. Originario de Estados Unidos, creció en el noroeste del país, donde se sitúan los estados de Washington y de Idaho. Allá se vive en un paisaje de montañas, desiertos y ríos. “Siempre preferí estar en el exterior más que en el interior”, confesó el arquitecto. Este respeto por la naturaleza que adquirió desde joven tuvo una influencia mayor en su trayectoria profesional y sigue impactando su trabajo día tras día. “No creo que pueda diseñar algo más hermoso que el paisaje natural”, afirmó. Consecuentemente, Tom Kundig concibe edificios que plasman una relación muy fuerte entre el interior y el exterior.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/10/idaho2_7614_1800x.jpg

Esta casa de 600 metros cuadrados que se ubica en Idaho uso materiales que reflejan el panorama de impacto. Su base es de concreto, pero todo lo demás que se proyecta hacia el exterior es de acero y vidrio. Amplias ventanas ofrecen vistas a 270 grados hacia las montañas. Una puerta pivotante de siete metros de ancho permite al muro que da hacia el sur abrirse, transformando una simple conexión entre las dos alas —casa principal y zona para los invitados— en un espacio funcional. El exterior se invita constantemente al interior. “Todos estamos influidos por el mundo natural que nos rodea. Para mí, en la arquitectura se trata de abrazar los paisajes, ya sea que estemos en una ciudad o en el campo”, comentó Tom Kundig.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/10/idaho3_5001_1800x.jpg

Este proyecto que destaca tanto por su impresionante arquitectura como por todos sus pequeños detalles decorativos resguarda muchas sorpresas. La mesa del comedor fue diseñada para dividir el espacio en dos, y la estructura de concreto en la sala sirve como chimenea. Además, la sala de baño principal cuenta con una tina interior y una ducha exterior de piedra. “La casa toma ventaja de todo lo que el sitio tiene que ofrecer: las vistas panorámicas del paisaje se equilibran con la sensación de formar parte de eso. Siempre trato de encontrar el yin y el yang de un lugar”. Ineludiblemente, los materiales fueron escogidos como una respuesta al entorno natural. Según el arquitecto, “los materiales en su estado puro corresponden a la idea de autenticidad y están relacionados con la esencia de la naturaleza. El acero, el concreto y el vidrio se vuelven más bellos con el paso del tiempo”, puntualizó Tom Kundig. A través de esta vivienda, el creativo demuestra que la arquitectura y los espacios interiores están al servicio de lo que está pasando afuera. Al admirar los increíbles paisajes que rodean la casa, es difícil no estar de acuerdo con él.