• Casas
  • Ana Quiroz
  • 23|11|2016
El nuevo rústico
Esta residencia nos anticipa las maravillas que guarda Valle de Bravo, a través de un diseño original.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/47/casarustica1_3660_615x.jpg

Arquitectura: Luciano Gerbilsky de Red Group

Valle de Bravo es uno de los lugares más atesorados y anhelados por los habitantes de la Ciudad de México. Se trata de un pequeño paraíso con un clima templado durante la mayor parte del año, que se encuentra a 145 kilómetros de la capital. Ha sido durante las últimas cuatro décadas el sitio predilecto para crear casas de campo, pues posee un entorno boscoso y un lago bellísimo, además de un pequeño pueblo que data de 1530 y que ha sido catalogado Pueblo Mágico. En sus alrededores existen residencias extraordinarias, y nos atrevemos a decir que todo arquitecto
de renombre ha construido una morada en este sitio sin igual.

Lee también: Estudio Felguérez logró un diseño interior para el buen vivir en este hogar.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/47/casarustica4_172_615x.jpg

La piedra gris oscuro, la madera de caoba, el diseño de la vegetación y el detallado trabajo realizado en la topografía de un terreno inicialmente plano se han combinado de manera magistral para que esta residencia parezca haber crecido como parte de la naturaleza. Este proyecto, situado en Valle Santana, es una propuesta rústica, a la que se le imprimieron detalles de modernidad y líneas depuradas. El hogar está compuesto por un par de volúmenes, uno dentro del otro, cobijados por dos techos inclinados que se encuentran en un punto. El volumen más alto contiene dos niveles que albergan las cuatro habitaciones de la casa, tres en el nivel de abajo y la master suite en los altos, acompañada por una terraza semicubierta por un pergolado.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/47/casarustica3_8047_546x.jpg

Por su parte, el volumen más bajo, con un único nivel y un techo muy alto, contiene las áreas sociales y de servicio. La sala, el comedor interior y la sala comedor exterior se integran a una terraza con una gran pérgola que invita a disfrutar del aire libre. El jacuzzi y la alberca, los cuales rodean la zona social simulando una especie de muelle, logran una suave transición hacia el paisaje exterior. Ésta es una casa que se creó pensando en ser compartida con amigos y familiares, por lo que para el dueño era importante contar con una cava, la cual fue creada en el subsuelo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/47/casarustica2_9774_615x.jpg

Un muro hecho de piedra en un costado de la zona social envuelve y esconde la ventanería que, cuando se abre, integra de forma interesante el interior con el exterior de la vivienda. Por su parte, el núcleo de la composición está definido por un volumen de vidrio —de casi siete metros de altura— que cuenta con un espejo de agua que se transforma en cascada, la cual pasa por debajo del vidrio que se puede observar desde la entrada. Esta parte de la circulación, adecuada como biblioteca y área de lectura, sirve de conexión entre las partes privadas y sociales de la casa. También alberga la escalera que conduce a la planta alta, de diseño elicoidal, que parece flotar sobre el espejo de agua.