• Casas
  • Karine Monié
  • 02|05|2014
Apuesta verde
En este loft situado en España, en la ciudad catalana de Terrassa, la vegetación es parte integral del diseño interior y de la arquitectura.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201418/apuesta_verde__4909_615x.jpg

Arquitectura y diseño interior: Egue y Seta (Daniel Pérez + Felipe Araujo)

El primer desafío generado por este proyecto fue cambiar la finalidad del espacio. En efecto, el cliente acudió a Egue y Seta con la petición de transformar su tienda en una vivienda para él y su pareja. Diez meses de trabajo fueron necesarios para lograrlo y el resultado es particularmente audaz. En una superficie de alrededor de 200 metros cuadrados, Daniel Pérez y Felipe Araujo dieron vida a un loft ultra contemporáneo en el que sobresalen la estética industrial y los efectos de transparencia que actúan como separadores blandos y sensuales.

Desde los primeros segundos se descubre en el interior un verdadero jardín con especies locales de arbustos de diferente altura, en torno al cual se organiza toda la casa. “En general, la etapa del proyecto que disfrutamos más es la parte conceptual. En este caso, fue imaginar el jardín, este prisma verde que se introducía en la vivienda por el centro y nos hacía girar a su alrededor”.

En el salón destaca el sofá en forma de “u” tapizado en terciopelo y en tono cemento que se fusiona con los extremos de los escalones. En el comedor, sillas de los Eames en color hormigón rodean la mesa Bedrock Plank A de la casa Riva 1920. En el techo de vigas metálicas, dos atajos de bombillas proporcionan luz. El elemento más original de este espacio es la motocicleta de colección que actúa como una pieza de diseño.

En la cocina, que consta de extensas superficies de acero inoxidable y encimeras de madera, cinco taburetes metálicos Bofinger y dos lámparas Lindse de Francisco Segarra brindan personalidad al lugar. Los electrodomésticos, tales como las placas de inducción inteligentes, las planchas teppanyaki, las campanas de filtro carbónico y una cafetera de grano molido integrable, entre otros, son de última generación.

Del otro lado del salón, un pasillo de hormigón lleva a los espacios más íntimos de la casa. Desde la habitación y el baño principal, se disfrutan vistas hacia el jardín central, lo que da una sensación de amplitud, frescura y tranquilidad extrema. Los espacios se articulan perfectamente. “Siempre exploramos la relación entre el interior y el exterior; consideramos la ventana, la puerta y el umbral como elementos arquitectónicos. Buscamos la manera de meter el mundo y sacar lo interior al mundo”, enunciaron Daniel Pérez y Felipe Araujo de Egue y Seta.

Entre las próximas obras del despacho, cabe mencionar una casa unifamiliar en Valencia, una pizzería en San Petersburgo y un camión de colegio adaptado como vivienda. Por el momento, ningún proyecto de la lista se encuentra en México. Sin embargo, Daniel Pérez y Felipe Araujo comentaron: “el acervo arquitectónico mexicano es amplísimo. En las ciudades de su país parece caberlo todo: lo monumental y lo improvisado, lo caótico y lo estructurado, lo sagrado y lo profano, todo siempre salpicado de verde. (…) México tiene especificidades idiosincrásicas muy concretas y posibilidades inusitadas. Nos encantaría poder ir allá por trabajo, tener la oportunidad de adaptar nuestra visión del interior doméstico a las formas de vivir y contribuir, en la medida de lo posible, con la variedad y el cosmopolitismo de sus hogares”