• Casas
  • Karine Monié
  • 12|10|2015
Conexiones sutiles
En Brasil, se encontró el perfecto lenguaje visual para que la arquitectura y el diseño interior dialoguen.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/bras1_1752_615x.jpg

Diseño interior: Fernanda Marques Arquitetos Associados

Arquitectura: Marcio Kogan

Cuando dos creativos talentosos y reconocidos trabajan en el mismo proyecto, el resultado sólo puede ser exitoso. Marcio Kogan concibió la arquitectura de esta casa con una superficie de 316 metros cuadrados, mientras que Fernanda Marques se encargó del diseño interior. Situada en Porto Feliz, esta vivienda —que se divide en dos pisos— es el refugio de fin de semana de un padre y su hijo, quienes suelen invitar a sus amigos para relajarse lejos del bullicio de la ciudad de São Paulo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/bras2_5551_615x.jpg

El dueño dio carta blanca a Fernanda Marques para decorar el espacio, pero el brief inicial incluía tres puntos importantes que se debían respetar: primero, había que dar vida a un espacio integrado con una sala que se extendiera hacia la terraza para ofrecer una visión completa de los distintos ambientes; segundo, la comodidad debía prevalecer en todo momento; tercero, la pieza de mobiliario preferida del dueño debía resaltar. Dicho mueble es la mesa del comedor de Hudson Furniture, la cual se caracteriza por su elegante superficie de nogal y sus originales pies de bronce. “El mayor desafío fue definir el plano de la sala de estar, pues tuvimos que crear un solo espacio con pocas piezas de mobiliario pero muy bien posicionadas para no saturar esta área, que es la zona principal donde se circula”, comentó Fernanda Marques.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/bras3_1495_615x.jpg

Un año fue necesario para llevar a cabo esta obra, donde parece que todos los objetos y muebles siempre han estado allí. Según la brasileña, “la continuidad plástica y visual es evidente”. Esta sensación de armonía y equilibrio es uno de los mayores logros y resulta de la selección meticulosa de cada elemento. Fernanda Marques diseñó las hermosas lámparas de acero inoxidable que adornan una de las paredes de la sala, en la que se sitúa la escalera. Estas piezas fueron producidas por la firma brasileña Mekal. El suelo es de caliza y las paredes de la cocina son de nogal. Este material noble permitió crear una atmósfera acogedora y contribuir a la riqueza visual del espacio, lo que era importante, ya que la cocina se abre completamente hacia la sala y el comedor. “Lo que más me gusta en la vivienda Fazenda Boa Vista es el plano abierto”, destacó Fernanda Marques.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/bras5_5409_615x.jpg

En la sala, el sobrio sofá de lino se combina con los sillones Richards —todos son de Minotti— pero la pieza maestra que brinda color y energía es la silla Husk rojo diseñada por Patricia Urquiola para B&B Italia. En los dos pisos, las amplias ventanas dejan entrar la luz natural en abundancia. Las cuatro habitaciones se alojan en el nivel superior donde se encuentra también un media room. “No existe (y no debe existir) ninguna regla global para diseñar un espacio. No hay muebles buenos o malos, sino únicamente que se identifican o no con los dueños de una residencia. Lo importante es colocar en el hogar piezas que tengan algo que ver consigo mismo y con su vida. Es la mejor manera de evitar errores”, concluyó la interiorista Fernanda Marques.