• Casas
  • Karine Monié
  • 14|10|2016
Armonía arquitectónica
En el barrio chic de La Jolla en San Diego, California, esta sofisticada y acogedora casa por Manuel Oncina Architects es el hogar de una pareja apasionada por el diseño, el arte y la arquitectura.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/41/sdiego1_2304_615x.jpg

Arquitectura: Manuel Oncina Architects

En esta región sur de California, a pocos kilómetros de la frontera mexicana, el clima es ideal: soleado todo el año y con temperaturas siempre suaves. Una pareja franco-japonesa vive en esta residencia y acudió a Manuel Oncina Architects para transformar su sueño en una realidad. “Es la segunda vez que trabajamos con estos clientes quienes se volvieron grandes amigos. Nuestra relación empezó con una llamada telefónica de la dueña que, sin conocernos, se lamentó de que el arquitecto que le habían recomendado no le había contactado. Me lo dijo con su acento francés y le contesté inmediatamente en francés sin ninguna hesitación”, comentó Manuel Oncina, fundador y director de su despacho situado también en La Jolla.

Lee también: Una casa creada a la medida de sus moradores, integra el paisaje a su diseño.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/41/sdiego3_81_615x.jpg

Con sus techos de tejas y colores típicos de los años 70, la casa original de estilo colonial era totalmente diferente de la primera vivienda que Manuel Oncina había diseñado para estos clientes y que lucía muy moderna. Después de algunas pláticas, los dueños decidieron cambiar todo. “Sólo nos quedamos con el esqueleto de las paredes y gran parte del suelo”, dijo el arquitecto. “La parte creativa de los proyectos se me ocurre fácilmente pero un diseño sin construcción no sirve. Me gusta definir una obra hasta sus más pequeños detalles ya que son esos detalles que crean singularidad e interés”, confiesa Oncina, cuyo lema es la frase de Le Corbusier: “Prefiero dibujar a hablar. Dibujar es más rápido y deja menos espacio para la mentira”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/41/sdiego6_8305_615x.jpg

La elección de los propietarios para los espacios abiertos llevó al arquitecto a ampliar la casa visualmente hacia los jardines, y dar mucha importancia a la relación entre el interior y el exterior. La vivienda consta de tres estancias: una que da a la piscina, otra al jardín y la última más privada que está relacionada con el piso superior. “Dedicarle mucha atención a un cuarto u otro me parece perjudica a la arquitectura. Todo tiene que estar en armonía. En esta casa donde creamos efectos de transparencia, cada espacio tiene algo interesante”, dijo Manuel Oncina. Tanto los colores como los materiales con tonalidades grises –como la madera de cedro rojo, la piedra caliza, el vidrio aislado y el acero galvanizado– son suaves y corresponden perfectamente a los gustos de la pareja y su sensibilidad por la estética japonesa.

Lee también: Esta vivienda conquista la desbordante naturaleza que la rodea, con una propuesta totalmente contemporánea.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/41/sdiego4_1250_615x.jpg

En el interior, el blanco predomina para resaltar la colección de arte. “Los dueños poseen una gran sensibilidad y gusto por el diseño, la arquitectura y el arte”, comentó el arquitecto. La cocina Bulthaup fue diseñada para estar vinculada con el comedor y el patio. En todas las áreas de la vivienda, piezas de mobiliario de Ligne Roset, B&B Italia y Poliform, así como lámparas de Flos y Bocci comparten el espacio. “Me inspiré en Mies van der Rohe para el detalle de las columnas y vigas, así como el rigor de los materiales pero los suavicé al estilo californiano”, concluyó el crea.

www.oncinaarc.com