• Casas
  • Fernanda Lascurain
  • 15|12|2015
El arte de vivir como un rey
Ricardo Barroso nos abre las puertas de su casa para conocer el refugio de uno de los interioristas más reconocidos del país.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201549/barroso4_2580_615x.jpg

Hablar de Ricardo Barroso en el mundo del interiorismo es sinónimo de calidad, vanguardia y exclusividad. Entrar en la casa del arquitecto es como transportarse a otra época. El buen gusto y la elegancia son una constante en cada rincón de su hogar. Ricardo estudió arquitectura en Monterrey para después integrarse al estudio de Pablo Serrano y Enrique Macotela, donde aprendió a elaborar proyectos de gran nivel. Con la intención de desarrollar su creatividad a carta abierta, fundó su despacho hace más de 17 años, a través del cual ha concebido diseños internacionales que abarcan desde residencias y restaurantes, hasta aviones, yates y clubes nocturnos. En sus obras uno puede ver reflejado su carácter único, así como su amor por el arte contemporáneo y las artes decorativas de los siglos XVIII y XIX. Cada proyecto que Ricardo Barroso realiza tiene un proceso de análisis y diseño que busca edificar residencias únicas que se transforman en una experiencia de buen vivir.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201549/barroso3_5964_615x.jpg

Después de recibir una herencia de muebles y antigüedades, decidió darle a su casa una transformación radical; de ser una morada contemporánea y moderna, se ha convertido en un refugio clásico y acogedor. Es así como este apasionado del diseño inició su colección. “Mi residencia, al igual que yo, ha cambiado mucho. Creo que las casas siempre evolucionan y se renuevan con sus habitantes”. La casa es dinámica y el talento de su autor es evidente desde el momento en que se atraviesa la entrada principal. Dos espejos estilo Luis XV del siglo XVIII enmarcan la entrada a la sala. Aquí, un gobelino francés del siglo XVIII con la interpretación de la rendición de Horacio te roba el aliento desde el primer minuto. Las tonalidades doradas, las pieles y el impecable uso de la iluminación resaltan cada detalle. El comedor destaca por el excelente trabajo de la madera, sus tonalidades y sus texturas. La espectacular cómoda y el cuadro que la enmarca son parte de la herencia familiar de Barroso.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201549/barroso2_9016_546x.jpg

Inspirado en uno de los hoteles favoritos del diseñador, localizado en París, llegamos al despacho, un espacio donde se mantuvo el look de bar en la transformación, pero al que se agregaron libros, detalles, y accesorios que lo vuelven uno de los cuartos favoritos de cualquier visitante. Este ambiente, rojo casi en su totalidad, es coronado por una de las piezas favoritas de Ricardo, uno de los 40 escritorios estilo Luis XV que fue diseñado para Versailles, del siglo XVIII. “No tengo una pieza favorita, cada una es como enamorarte de una mujer; cuando la ves dices: tiene que ser mía. Entonces corres, vas a la subasta, das lo mejor de ti y hasta te endeudas para ofrecer más de lo que puedes dar. Algunas veces la obtienes, y otras no”, nos comentó Ricardo al preguntarle por su pieza preferida.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201549/barroso5_2862_546x.jpg

Cada ambiente de esta residencia es único y acogedor. En el cuarto de televisión, el estilo y la energía se fusionan en un ambiente que transmite armonía y calidez enmarcadas por un gobelino del siglo XVI, el cual fue adquirido en una subasta en Londres. Desde aquí continúa el recorrido a las habitaciones diseñadas para un descanso total, donde la constante es la elegancia y la comodidad. Cada elemento, color y textura está colocado para inspirar y reflejar a quien habita el espacio. “Me metí en el mundo de las antigüedades, empecé a estudiar, a empaparme del tema, aprendí a apreciarlas. Crear una colección es importante. Es un mundo muy apasionante en el que vas aprendiendo de todo, desde el color dorado, cómo se creó, si es hoja de oro o es madera tallada, hasta la época a la que pertenecen”, nos explicó el arquitecto. Ricardo Barroso emana elegancia y sofisticación, y no deja de sorprendernos con un estilo innovador y único en cada proyecto nuevo en el que participa.