• Casas
  • Karine Monié
  • 20|01|2015
Audaz teatralidad
Vivir en una casa que sea coherente con el sitio: una apuesta lograda en Ciudad del Cabo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201504/audaz_teatralidad3_3885_615x.jpg

Arquitectura: SAOTA

Diseño interior: Craig Kaplan

Apesar de los retos arquitectónicos con los que se iban a tener que enfrentar, los propietarios se enamoraron del terreno, una pendiente pronunciada, en donde los miembros del despacho SAOTA construyeron su vivienda. Desde el principio, se concibió una propiedad que estuviera en línea con el estilo de vida de los moradores y que contara con una amplia recámara principal, varias habitaciones para los invitados y espacios anexos.

Según Stefan Antoni, director de SAOTA, “El primer objetivo fue crear una sala que fuera lo más amplia posible, lo que significa un desafío en una pendiente abrupta. El resultado es una sala acurrucada en la montaña, de un lado, y proyectada hacia el cielo, del otro”. El deslumbrante panorama y el terreno ofrecen vistas hacia un horizonte infinito, sin ninguna obstrucción visual.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201504/audaz_teatralidad2_6904_615x.jpg

En todo momento, la idea de aprovechar el paisaje guió el proyecto e impactó la organización de los espacios. Así, en el piso superior —que alberga el cuarto principal con su clóset y la sala de baño— las vistas son bidireccionales, ya que la terraza se encuentra frente al mar, mientras que del otro lado se observa el Lion’s Head, un célebre pico rocoso que domina Ciudad del Cabo.

La teatralidad que se desprende de esta casa se nota desde la entrada gracias a un espacio de doble volumen. El comedor, el lounge, la cocina y el área para el desayuno están reunidos en un plano abierto que se conecta de manera homogénea con las terrazas, el jardín y la alberca.

Sin duda, el proyecto no habría estado completo sin considerar el diseño de paisaje, del que se encargó Franchesca Watson. La robustez de las plantas y las distintas escalas que se usaron contribuyen no sólo a realzar el efecto arquitectónico global, sino a formalizar aún más los límites laterales de la casa, además de proporcionar suavidad, en particular en la entrada y en la terraza.