• Casas
  • Katia Contreras
  • 07|07|2014
Una aleación natural
En Cundinamarca, Colombia yace una residencia trazada por el horizonte privilegiado.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201428/casa_colombia_2_5977_615x.jpg

Diseño: Arquitectura en Estudio + Natalia Heredia

La Casa 7A se levanta sobre una pendiente pronunciada en lo alto de una colina que desciende hasta la quebrada El Cojo, en Cundinamarca, rodeada por la exuberante vegetación que caracteriza a Colombia.

El sitio definió la concepción del proyecto. En torno a este eje rector, los creativos de Arquitectura en Estudio y Natalia Heredia diseñaron una cubierta horizontal y diáfana, que además de servir como protección del sol y de la lluvia, enmarca el paisaje y diluye el límite entre el interior y el exterior, entre lo natural y lo artificial.

El patio es parte fundamental del proyecto, permite incorporar la naturaleza a la arquitectura y hacer propios los elementos naturales que de otra forma serían ajenos. Asimismo, genera intimidad en contraste con la sensación que las montañas circundantes provocan.

La residencia se organiza a partir de una sucesión de espacios llenos y vacíos que se alojan bajo la cubierta, los cuales albergan tres habitaciones amplias, sala de estar, área de servicios, zona social, terraza y alberca. Todos ellos se desarrollan en un nivel, a excepción de la extensa terraza y mirador, que se encuentra en la azotea.

La casa se abre por un costado hacia las montañas y, por el otro, hacia una serie de patios. La fachada frontal se muestra cerrada, lo que genera privacidad y expectativa de lo que sucede en el interior. El acceso se hace a través de un volumen intencionalmente bajo y angosto, lo cual aumenta la sensación de expectativa. Al cruzar el umbral, la percepción cambia y el espacio se abre hacia un patio que enmarca una vista ininterrumpida de la cordillera.

La residencia, de diseño contemporáneo, incorpora elementos tradicionales de la arquitectura y la decoración regional. El diseño interior evoca a la cultura del Caribe colombiano reinterpretada de forma moderna y ecléctica. La Casa 7A, se entrelaza y se mimetiza con su entorno; actúa como una ventana hacia al exterior, mientras éste se convierte en parte de ella generando una sensación única de calma y paz.