• Casas
  • Katia Contreras
  • 07|08|2014
Donde reina la armonía
El diseño holandés ancla a orillas del Mediterráneo ibérico.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201432/casa_espana_2_4619_615x.jpg

Diseño de interiores: Eric Kuster

"Lujo metropolitano" ilustra para el diseñador Eric Kuster el estilo de la casa ubicada en lo alto de un acantilado en Altea. Para el creativo neerlandés, ese binomio de palabras identificables en todos sus diseños describen un ambiente ostentoso, pulcro e internacional. La residencia de corte contemporáneo está erigida en la costa española, sin embargo, bien podría estar en Los Ángeles, Ciudad del Cabo o cualquier otra parte del mundo.

Los asombrosos 180 grados de vista al mar son el ingrediente esencial, pues el diseño interior se ha realizado en torno al espectacular panorama.

Debido al terreno irregular en declive, la vivienda se desenvuelve de arriba hacia abajo, comenzando por el estacionamiento en la azotea. En el siguiente nivel se localizan la impresionante sala y la cocina, además de la piscina y la extensa terraza principal que genera una invasión de luz solar al interior.

La segunda planta inferior aloja la  habitación principal, con un amplio vestidor y una sala de baño. En este mismo piso se ubica el spa con sauna, el jacuzzi y el área para masajes y el gimnasio. Al igual que en el nivel superior, pero a menor escala, posee una terraza privada conectada al dormitorio principal.

Con el fin de destacar la luminosidad, se formaron espacios diáfanos que potencian la sensación de ligereza y amplitud. Asimismo, tanto en el mobiliario como en los materiales se continuó esta tendencia. El blanco gobierna en la vivienda, pues Eric considera que se crea la combinación perfecta al mezclarse con los matices azulados del cielo y el mar. “Para mí el blanco y el azul es la mezcla superior para provocar sensaciones de felicidad y relajación”.

En cada estancia se respira paz y comodidad, lo que se debe en gran medida a los mínimos elementos decorativos. Por su parte, se aprecian notas de color en las obras de arte, como el cuadro de Diana Ross en el salón principal y las pinturas coloridas de artistas emergentes. Las fotografías en gran formato de celebridades en blanco y negro completan la magnética atmósfera y crean puntos focales para el espectador. “Me gusta que el arte sea una mezcla de técnicas y estilos. Clásico, pintura moderna, escultura y fotografía, ya que otorgan individualidad al hogar”.

Por su privilegiada ubicación, las vistas panorámicas al mar, la arquitectura limpia, el interior monocromático y franco, y las 15 horas de sol que goza en un día de verano, la casa en el acantilado contagia felicidad y armonía.