• Casas
  • Katia Contreras
  • 30|05|2014
La casa fashionista de Kourtney
La residencia de la celebridad, ubicada en Calabasas, California, exhala un carácter ecléctico y chic.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201422/galeria_fotos_casa_kourtney_en_california__748889293_615x.jpg

Diseño de interiores: Jeff Andrews

Su primer reality show, Keeping Up with the Kardashians la impulsó a la fama. Hoy, Kourtney es una exitosa empresaria y modelo. Esta visionaria de la moda ha construido un imperio, además de ser una madre dedicada a sus dos hijos pequeños.

Aunque pasa gran parte de su vida bajo los reflectores, su preciada vivienda no es sólo una declaración sobre su estilo personal, también representa un refugio para recargar su creatividad y, primordialmente, compartir junto a su familia.

Kardashian eligió a Jeff Andrews, un galardonado diseñador de interiores con oficinas en Los Ángeles, cuyo trabajo ha sido celebrado en libros y revistas de todo el mundo, para hacer realidad su hogar de ensueño. Andrews ha creado viviendas para renombradas celebridades de Hollywood, como Ryan Seacrest y Jaime King, lo que lo ha convertido en un experto en traspasar los límites creativos respetando y redefiniendo la estética del diseño tradicional.

Su enfoque innovador y refrescante lo ha hecho uno de los diseñadores de interiores más codiciados en la industria, y su capacidad de visualizar e interpretar las necesidades de un sinfín de clientes es incomparable.

El creador tomó el estilo dinámico de Kourtney hábilmente y lo representó en una morada en la que se respira frescura y alta moda, pero sobre todo, confort y calidez. Jeff describe a Kourtney como aventurada y arriesgada cuando se trata de diseño. Los dos querían concebir un hogar completamente único y atrevido para reflejar su personalidad. “Vivir este proceso de diseño junto a Kourtney fue una aventura colaborativa, me desafió creativamente en un nivel completamente nuevo, expuso Jeff.

Sin duda la morada emana una esencia surrealista y encantadora. Kourtney comparte este asombroso espacio con su pareja Scott Disick, quien describe el look de la casa como “un mix de Alicia en el país de las maravillas y Beetle Juice”. Telas suntuosas, patrones lineales en blanco y negro, notas brillantes y pequeños detalles metálicos sobre un lienzo blanco logran una atmósfera joven, elegante y llena de energía con sorpresas de diseño en cada esquina.

El gusto y el estilo de vida de Kourtney Kardashian fueron la inspiración para el concepto del interiorismo, así como su deseo de poseer un hogar divertido y dramático, sin dejar a un lado lo primordial: habitable y apto para sus pequeños. Kourtney y Andrews tuvieron una gran colaboración en torno a su pasión compartida por el diseño. Su casa es un reflejo directo de su glamoroso estilo de vida.