• Casas
  • Jessica Moreno
  • 14|09|2015
Casa introvertida
Cuando rediseñar la fachada no es opción, la construcción se tiene que lucir en su interior.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/casain2_7538_615x.jpg

Este proyecto en Dublín, Irlanda, estuvo a punto de no hacerse realidad. Ubicado en el vecindario de Monkstown, compuesto por casas victorianas protegidas, la zona no permitía construcciones diferentes en la calle de Alma Road a riesgo de que rompieran con el carácter de la misma. Las construcciones nuevas con el mismo estilo arquitectónico tampoco están permitidas pues no serían auténticas, así que el terreno había sido calificado como imposible de desarrollar y todas las propuestas habían sido rechazadas.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/casain1_7482_615x.jpg

La única opción que se dio a los dueños fue restaurar la pared que ahí existía y, que era parte de un huerto antiguo. Fue entonces que a Odos Architects se le ocurrió un concepto que satisfacía las necesidades de los habitantes y los requisitos del vecindario: una casa construida hacia adentro. Restauraron la pared victoriana con ladrillos en la misma paleta de colores que las residencias contiguas y oculta tras ella, crearon una vivienda tranquila y discreta.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/casain3_3239_546x.jpg

El mayor problema que supuso el espacio subterráneo fue la entrada de luz, algo que el estudio solucionó con un edificio estilo cour, que perfora el centro de la construcción y lo deja abierto para llevar iluminación natural a todas partes. Este rasgo, además permite conectar visualmente los espacios en ambos niveles de la casa. Es así como descubrimos que en la planta más profunda se encuentran las habitaciones y en el primer piso las áreas comunes con acceso a una terraza y un patio, convirtiendo a la residencia en el refugio perfecto para descansar del mundo.

www.odosarchitects.com