• Casas
  • Jessica Moreno
  • 11|04|2016
Paisaje permanente
Una colina con vista al mar y a las montañas y un terreno que hace frontera con un parque nacional fueron el marco perfecto para esta residencia en Sudáfrica.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/saota5_3226_615x.jpg

Arquitectos: SAOTA

Equipo del proyecto: Philip Olmesdahl, Tamaryn Fourie y Joe Schützer-Weissmann

Diseño de interiores: Studio Parkington Design Consult 

Las montañas en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, que en su mayoría sobrepasan los dos mil metros sobre el nivel del mar, son una de las bellezas naturales más impresionantes del país. Rodeadas de mar y tranquilidad, son apreciadas a diario por los habitantes del suburbio Bantry Bay y, especialmente, por los residentes de OVD 919, una casa creada por los arquitectos de Saota con la intención de sacar provecho al entorno y crear una vivienda cómoda y moderna que no perdiera detalle de las vistas en sus 360 grados.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/saota4_6272_615x.jpg

Las estancias fueron construidas a manera de galería para enfatizar el magnetismo natural del lugar; así, desde cualquier sitio se tiene una vista privilegiada a un fondo natural. El reto de una construcción de este estilo es darle maravillosas postales a cada ventana sin que se pierda la privacidad en el interior, por lo que sus diseñadores trabajaron mucho en conseguir un balance entre ambos. “La arquitectura se enfocó en crear una vivienda escultural, limpia y contemporánea”, expresó Tamaryn Fourie, asociada senior y miembro del equipo a cargo del proyecto.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/saota2_824_546x.jpg

La colina limitó la profundidad de la excavación, lo cual fue el pretexto perfecto de Saota para colocar todas las áreas secundarias de la casa en los niveles inferiores, y los espacios principales en los superiores, desde donde se obtienen las mejores vistas; las habitaciones, la alberca con terraza y el jardín se encuentran en esta zona privada. Sin embargo, todo queda oculto de la calle gracias a una pared con diseños angulares y vegetación que le dan un aspecto natural, como si fuera parte de la montaña. En este muro también hay varias perforaciones que permiten la entrada de luz natural y aire, pero ocultan el interior de cualquier mirada.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/saota1_1466_615x.jpg

La estética general de la casa, con pocas columnas y muros, le da la impresión de estar flotando. Sus paredes de cristal, interiores cálidos en colores neutros y espacios abiertos, son elementos que juegan a favor de la pureza de OVD 919, mientras que el modelo “en capas” de construcción permitió crear diferentes experiencias en cada espacio. La cocina tiene un bar de café hecho en bronce; el lounge de verano cuenta con techos altos de concreto que lo hacen más fresco y el lounge de invierno con techos más bajos y una chimenea para que resulte más acogedor. “En este nivel las fronteras son difusas y hay una continuidad maravillosa entre el interior y el exterior; es una casa para todas las estaciones y humores del clima y del paisaje”, explicó Fourie.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/10/saota3_5713_615x.jpg

Uno de los mayores atractivos de la morada es el patio, el cual conduce a las áreas principales y está adornado con zonas verdes que crean una atmósfera tranquila, y un espejo de agua que permite que la luz entre directamente al garaje, en la parte inferior, al que también se puede llegar en un elevador de cristal, para que ni siquiera al pasar de un sitio a otro los residentes se pierdan ni por un segundo de una buena vista.

www.saota.com