• Casas
  • Ana Quiroz
  • 18|04|2016
Colección de espacios
Una residencia en el corazón del pueblo de San Ángel, en la Ciudad de México, luce una arquitectura contemporánea y contrastante.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/13/cgaleana3_9510_546x.jpg

Arquitectura: Eduardo Gutiérrez Guzmán y Ángel Alonso Chein

Diseño Interior: BA Design Group y Rosalía Mogro

Diseño de Iluminación: Vicente Lazo

Diseño de Paisaje: Arquitectura del Territorio y Fausto Gálvez

Generosas dimensiones y espacios dedicados al confort y a la celebración son las ideas que nos vienen a la mente cuando tratamos de describir esta vivienda, la cual se encuentra en un terreno irregular al centro de una gran manzana que antiguamente colindaba con el cauce del Río Magdalena. La construcción cuenta con una estructura sumamente racional y precisa, que se ha resuelto en tres niveles, y dos volúmenes dispuestos en escuadra en torno a un jardín rectangular. Desde este último puede apreciarse el diseño limpio y sofisticado de la residencia.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/13/cgaleana7_6061_615x.jpg

La entrada de la casa es discreta, pero cuando se cruza la puerta de la calle el visitante se encuentra con una pequeña rampa y una pendiente suave que conduce al garage, el cual resguarda una colección de autos del propietario, quien solicitó que se le otorgara protagonismo a este espacio. A la izquierda, al fondo, en el vértice de la escuadra que forman los dos volúmenes de esta estructura, remata una bodega de obra y una escalera que articula verticalmente los tres niveles de toda la casa. La escalera, amplia, de forma regular y con dos rampas por nivel, presenta huellas de la piedra negra que forma una plancha extendida por el suelo de toda la planta inferior; está construida con una serie de tensores anclados a un par de vigas que la cargan eficazmente desde el techo.

Al recorrerla, el muro frontal capta la luz natural y despliega pequeños jardines flotantes, como una muestra del equilibrio entre neutralidad y expresión que caracteriza la arquitectura de esta obra, urbana y contemporánea.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/13/cgaleana8_3564_615x.jpg

En el primer nivel, que está inundado por la luz del jardín, a la izquierda nos sorprende una espléndida galería, un prisma rectangular de doble altura conformado por tres muros blancos y un tragaluz, que incluye a la luz natural en la composición del espacio y permite la exposición de obras de gran formato e instalación compleja. El área social resulta el lugar más frecuentado de la residencia y se distingue por un gran ventanal con acceso hacia el jardín en el flanco izquierdo, y un plafón de madera que comienza en la estancia, con el mencionado piso de piedra negra. Del lado derecho se observa un muro con una chimenea transversal que separa el área de servicios. Enseguida encontramos el comedor, revestido de vitrinas de piso a techo que contienen la cava, controlada en ambos muros longitudinales, y rematado por una barra que recibe a quien llega desde la escalera que proviene del acceso a la casa. También en este nivel encontramos, contigua a la galería, la única suite de la propiedad, la cual, además de la habitación, el vestidor, un gabinete y dos baños, cuenta con un jacuzzi abierto en una terraza ornamentada por un jardín vertical; en el otro extremo de la suite, un ventanal se abre hacia un jardín privado.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/13/cgaleana1_8375_615x.jpg

Al ascender por la escalera hasta el segundo nivel, el ventanal se abre por completo hacia el jardín, bordeado por un balcón en voladizo a lo largo de la escuadra que forman ambas naves. Los libros y el arte protagonizan este gran espacio, con suelo de madera y plafón en segmento de arco como referencia a la arquitectura clásica. Encontramos en él la oficina, un salón ambulatorio con varias salas de lectura hacia el jardín, una biblioteca privada con una mesa de consulta rodeada por el acervo bibliográfico y, al fondo, una terraza con chimenea.

El jardín, personaje fundamental en esta historia, contiene un muro de piedra como recuerdo del material entrañable que forma el subsuelo de la zona y una caída de agua que fluye hacia un espejo del mismo líquido y activa el espacio con su precioso sonido.