• Casas
  • Jessica Moreno
  • 22|06|2016
Mini residencia de lujo
¿No hay espacio para el auto? ¡No importa! Lo ponemos en la cocina.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/23/saikung1_9255_615x.jpg

Los lujos en Hong Kong van más allá de un auto deportivo o un guardarropa de temporada, el elemento más preciado en la pequeña metrópolis es el espacio, por eso es necesario sacar provecho a cada centímetro de terreno. Eso fue lo que hicieron los arquitectos de Millimeter, quienes derribaron los muros en la casa Sai Kung para que no tuviera una sensación delimitada y convirtieron sus dos plantas en tres.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/23/saikung5_1368_615x.jpg

Todo al interior es expandible y está dividido en medios niveles, de esta manera parece ser aún más grande y se pudieron añadir áreas de estar, como el salón de descanso en la última planta. Los muebles que lo decoran debían ser flexibles, desde la sala hasta el comedor, todo puede crecer según las necesidades de sus habitantes o retraerse si no está en uso. Y como dijimos, nada se desperdicia, la zona sobre la cocina que funcionaba únicamente de entrada y garaje, fue renovada con paredes de cristal para exhibir el auto de los habitantes cual obra de arte. No todos los días se ve un Ferrari decorando una sala, pero en casa Sai Kung, sí.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/23/saikung2_6706_615x.jpg

Millimeter ahorró espacio en las áreas comunes porque quería dejar lugar para las más importantes, las habitaciones, el baño y la terraza con alberca en la segunda planta, las cuales gozan de vistas espectaculares y compensan por cualquier sensación de falta de intimidad que pueda aparentar el recibidor. Pensándolo bien, ya no nos parece tan pequeña…  

www.millimeter.com.hk