• Casas
  • Karine Monié
  • 18|02|2015
Potencial revelado
En el centro de Taipei, Taiwán, este departamento es la perfecta síntesis entre lo bruto y lo delicado.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201508/potencial_revelado2_3140_615x.jpg

Diseño interior: Ganna Design

Terminado en septiembre pasado, este proyecto de 192 metros cuadrados es el hogar de una mujer y sus dos hijos. Situado en el octavo piso, este departamento fue concebido por los miembros de Ganna Design con la libertad de un escritor frente a una hoja en blanco, lo que les permitió resaltar todos los espacios.

Los diseñadores decidieron conservar el techo de origen de cemento, el cual se volvió el punto de partida del concepto general. Por ello, se eligió el resto de los materiales y de los colores en contraste con el carácter bruto del cemento y su tonalidad. Combinar el aspecto virgen con un diseño contemporáneo elegante fue el objetivo perseguido por Shin-Jie Chen y Ting-Liang Chen, de Ganna Design. De hecho, la dueña mencionó desde el inicio del proyecto su preferencia por conservar elementos históricos, por lo que se trató de destacar los detalles que permitieran adecuarse a este requisito.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201508/potencial_revelado3_7233_546x.jpg

Las ventanas que ofrecen vistas hacia la ciudad son otro de los elementos importantes. No sólo proporcionan el nivel adecuado de iluminación natural, también acentúan la sensación de amplitud. Además de haber cuidado la atmósfera desprendida en todas las áreas del departamento gracias a la justa proporción de colores, líneas, materiales, exposición y superficie, los profesionales de Ganna Design trabajaron en la fluidez de los espacios, para que los usuarios se desplacen fácil y cómodamente.

Por otra parte, varias lámparas de suspensión proporcionan distintos efectos de luz y actúan como medios para diferenciar los espacios y crear dinamismo visual.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201508/potencial_revelado1_6803_615x.jpg

La recámara principal se beneficia con una ventana amplia que invita la luz natural al interior y brinda la sensación de estar en un hotel muy chic y relajado. Por su parte, en la sala de baño, el chandelier negro dispuesto arriba de la tina, así como los mosaicos azules y blancos, en el suelo, destacan por su originalidad y elegancia.

Finalmente, cada uno de los elementos -—colores y materiales— parece corresponder a otro, y contribuye a contar una historia visual y arquitectónica no sólo de forma poética, también perfectamente equilibrada.