• Casas
  • Miguel Sada
  • 08|08|2016
Equilibrio en estado puro
Una vivienda en la Ciudad de México, privilegiada por su atmósfera calma y su arquitectura depurada y potente.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/epuro4_3729_615x.jpg

Arquitectura: Carranza-Ruiz Arquitectura

Diseño Interior: Ceci y Jana Prieto

Paisajismo: Fernanda Rionda

Erguir un refugio rodeado de naturaleza, sereno y diáfano, que a su vez estuviera enclavado en la Ciudad de México, parecía una tarea imposible, sin embargo, Alex Carranza y Gerardo Ruiz Díaz, arquitectos al mando del despacho Carranza-Ruiz Arquitectura, lo consiguieron de manera ejemplar. El diseño de la Casa en Vértice tuvo un eje central: la interacción del interior con el jardín. Una prioridad fue que los espacios fluyeran cadenciosamente, y se integraran al exterior mediante distintos escenarios de luz. Así, consiguieron plasmar una sensación de libertad de movimiento y de luminosidad, la cual se hace presente en todo el lugar.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/epuro2_3442_615x.jpg

“Cuando caminas por la residencia, percibes una atmósfera calma, en donde nunca te sientes encerrado, gracias al contacto cercano con los árboles y la vegetación”, explicaron los arquitectos Alex y Gerardo. En el proyecto se materializó la sensación de libertad y de amplitud, a través de techos de gran altura, áreas con escasas divisiones, muros acristalados que bañan el interior con luz natural, así como con el movimiento visual de planos y volúmenes robustos, erigiendo una residencia de prodigiosa armonía. “Describimos la casa —como la considera David Solís, Director de AD— de arquitectura potente, que respeta y se integra con su entorno”. La residencia se distribuye en tres niveles. Las áreas de servicio se encuentran en el sótano; el primer nivel fue destinado para las zonas sociales; y la segunda planta es la que resguarda las habitaciones.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/epuro3_8405_615x.jpg

Los materiales que emplearon en Casa en Vértice estuvieron condicionados por el interés de los arquitectos en la experimentación, “como en toda actividad relacionada con la creatividad, nos gusta ver lo que está sucediendo en otros países y, por supuesto, en México. Probablemente lo que más nos llama la atención son los materiales nuevos y su aplicación”. Carranza y Ruiz crearon un generoso contraste, donde cada material fue protagonista, pues las intensas vetas de la madera que cubre pisos y algunos muros; el acero de la trama en el domo principal; las grietas irregulares y los profundos matices de la piedra marrón del baño principal, logran atraer las miradas de sus visitantes.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/epuro5_1754_615x.jpg

Además, se percibe un fino balance visual en el que cada material se integra a la perfección con los demás y, a la vez, destacan por sí mismos. “La participación de Jana y Ceci Prieto en el interiorismo de la casa fue esencial, porque lograron darle un toque de elegancia con sencillez, lo que realmente completó nuestro trabajo de manera excepcional”. La solidez de la piedra, la calidez de la madera y la modernidad del acero, se conjugaron en volúmenes geométricos de proporciones imponentes, con el objetivo de crear texturas, contrastes, movimiento visual y, sobre todo, una sensación de plena libertad en Casa en Vértice.