• Casas
  • Miguel Sada
  • 08|04|2015
Conectar los puntos
Descubre una villa en Palm Beach plena de historia y carácter contemporáneo.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casapalbeachcover_2438_615x.jpg

Con un sutil juego de contrastes y armonía entre sus elementos, el diseño de la villa en Florida ideado porRichard Ouellette y Maxime Vandal, al mando del estudio Les Ensembliers, reinventa el estilo tradicional de las residencias de Palm Beach.

Su ojo agudo para la modernización del diseño clásico convirtió la elegancia del ayer en un elemento esencial contemporáneo. La clave para conseguirlo fue mantener el carácter de la antigüedad en la vivienda y añadir un tono contemporáneo mediante una meticulosa mezcla de estilos clásicos y modernos. 

El mayor reto del proyecto fue sacar provecho de la riqueza histórica de la villa sin sobrecargar el espacio.. La morada de estilo Regency evoca los inicios opulentos de Palm Beach, caracterizados por altas techumbres dignas de un palacio y una gran riqueza en los detalles arquitectónicos, tales como molduras de yeso en las cornisas, los frisos, las columnas y los antepechos. La presencia de la historia se manifiesta desde el elegante acceso hasta el muro posterior de la residencia, un vestigio de una de las propiedades del filántropo Henry Phipps, hoy es clasificado un sitio patrimonial.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casapalbeach1_5702_546x.jpg

Con el fin de otorgar al espacio un toque contemporáneo y aligerar el peso de la historia, Les Ensembliers proporcionaron un contrapeso a la sobreabundancia de colores tropicales que definen el diseño de Palm Beach. De este modo, optaron por cubrir todos los muros con blanco, atenuando la presencia de ornamentos arquitectónicos. El color subsistió sólo en forma de acentos en los patrones de tapicería y alfombras. Este lienzo predominantemente monocromo hizo posible resaltar ciertas piezas de mobiliario y obras de arte, así como incorporar notas de modernidad en un entorno clásico.

A partir de este canvas, los creativos de Les Ensembliers fueron capaces de crear diversos ambientes a partir de la yuxtaposición de elementos de diferentes estilos y periodos. Ejemplo de ello es la estancia, donde una obra de Jean-Paul Riopelle y las lámparas clásicas de Porta Romana se complementan con una versión modernizada de un diván y con una mesa baja en forma de cubo de madera lacada, cuyo interior es de hoja de oro. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casapalbeachcoverg_153_615x.jpg

En el exterior, las líneas puras del mobiliario de Manutti contrastan con la apariencia masiva de las mesas de centro de piedra clásica y de estilo indonesio. La porcelana y las urnas de cerámica acentúan el espacio evocando la antigüedad y la modernidad inquebrantables. 

Para Les Ensembliers, “cada diseño interior cuenta una historia”. Por ello, todos los elementos fueron elegidos por su personalidad para complementar las otras partes de la composición. Como la estancia, que contiene 14 piezas de mobiliario y objetos de 14 orígenes distintos. Y sin embargo, la agrupación forma un todo coherente armonioso entre lo antiguo y lo moderno.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casapalbeach2_7906_546x.jpg

El diseño de cada habitación estuvo basado en una obra de arte. En la estancia, en una obra de Riopelle; en el dormitorio principal, en una serigrafía de Russel Young que impregna la atmósfera con una emoción intensa con la fotografía de Marilyn Monroe en lágrimas. Para el salón, un artesano francés creó una composición geométrica de hoja de oro y tonalidades rojas y negras utilizando métodos antiguos.

Cada una de estas piezas artísticas inicia un juego de conexiones. La geometría monocromática de la pintura de Riopelle hace eco de la mesa baja y de los descansabrazos de las sillas. Incluso, el diseño simétrico de la habitación fue considerado en relación con la obra del artista. Del mismo modo, la alfombra de lana en la sala de estar hace referencia a los motivos característicos del estilo de Palm Beach, que se reflejan en la obra de arte en el muro. Las líneas intermitentes de la obra también se encuentran en la forma y la impresión de la tela de tapicería. 

“Construir un entorno significa imaginar caminos para la interpretación y lograr armonía para que el espacio adquiera una personalidad individual”, concluyó el interiorista Ouellette.