• Casas
  • Karine Monié
  • 18|03|2016
Renacimiento en Nueva York
Este excepcional tríplex de mil 300 metros cuadrados se ubica en el barrio más prestigiado de la Gran Manzana.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/rny1_9419_615x.jpg

Arquitectura: ODA

En pleno corazón de Manhattan, Tribeca es la zona más cara de la ciudad. Resguarda joyas arquitectónicas e históricas como este departamento, que se aloja en un edificio de estilo románico revival de 1892 y que consta de cinco pisos. Cambió de manos a lo largo de las décadas, pues, por ejemplo, después de haber sido un almacén, perteneció a un comerciante de licor a inicios de 1980 y, recientemente, a un artista con recursos muy limitados. Aunque pueda parecer increíble, el dueño actual lo compró en eBay y decidió darle una nueva vida con el apoyo del despacho neoyorquino ODA, fundado por Eran Chen en 2007.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/rny2_2341_546x.jpg

Hoy, el edificio reúne varios departamentos, incluyendo el del propietario, que ocupa tres niveles. Dos son de origen (los más altos de la construcción antigua) y el tercero fue añadido. Éste, que se extiende en una superficie de 90 metros cuadrados en el techo, no puede verse desde la calle, pues hubo que respetar los requisitos de la comisión para la preservación de monumentos históricos de Nueva York. “Añadir el rooftop fue un verdadero desafío”, comentó Eran Chen. Se trató de encontrar soluciones prácticas para maximizar el espacio y, al mismo tiempo, tomar en cuenta el contexto histórico.
 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/rny4_183_546x.jpg

En la parte exterior, la fachada de ladrillo fue restaurada y enriquecida con terracota y detalles de piedra rojiza, mientras que en el interior, las paredes de ese mismo material en los dos pisos iniciales se conservaron, ya que estaban en muy buen estado. Por otra parte, las vigas de madera de origen fueron recuperadas. Nuevos elementos —como la pasarela de acero pintada de negro en la sala de doble altura— hacen referencia a la arquitectura típica del siglo XIX que utilizaba hierro.

En todas las áreas de este penthouse se privilegió una paleta de colores y acabados restringida que refuerza la sensación de amplitud. Las puertas y ventanas de la sala están enmarcadas en gris; los muebles son oscuros en la cocina y las superficies son de mármol en la sala de baño.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/09/rny5_5345_615x.jpg

En el nivel superior, que alberga la zona de entretenimiento, una pared de puertas plegables de vidrio se abre hacia la terraza, que ofrece una sublime vista despejada.

A pesar de sus amplias proporciones —mil 300 metros cuadrados— y de su estética depurada, el tríplex es acogedor. Se requirió mucha imaginación para ver su potencial, pero se logró enaltecer la belleza del edificio. “La arquitectura trata del espacio entre las cosas. Es una experiencia física y mental”, comentó Eran Chen. “Me gusta explorar el territorio que hay entre el interior y el exterior”.