• Casas
  • Katia Albertos
  • 09|10|2015
Inspiración interior
Un jardín fue el punto de partida para crear la propuesta arquitectónica de una casa en la Ciudad de México.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/sutton3_8257_615x.jpg

Arquitectura y Diseño Interior: Sonny Sutton / D+S Arquitectos

En una urbe tan grande y poblada como la Ciudad de México, contar con un área verde en el hogar es un lujo que debe ser aprovechado al máximo. Con el fin brindar esta posibilidad a sus habitantes, el arquitecto Sonny Sutton desarrolló este proyecto residencial, luego de que su socio y cliente encontrara el terreno de mil 250 metros cuadrados en una de las zonas más privilegiadas de la capital mexicana. Debido a que este no contaba con vistas hacia el exterior ni vegetación natural, el desarrollo de la obra partió desde dentro hacia fuera, siempre teniendo en cuenta las necesidades de sus futuros habitantes, con el fin de hacer de esta morada una expresión arquitectónica no sólo estética sino funcional.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/sutton4_5029_546x.jpg

Fue así como, para optimizar las posibilidades del terreno, desde un inicio se pensó en crear dos casas espejeadas: una para poner a la venta y otra que fungiría como residencia para el cliente. Por este motivo, el pilar de la propuesta de diseño fue generar un esquema en forma de “L”, a partir del jardín central de cada una de las viviendas, con la intención de que la mayor cantidad de espacios se vieran beneficiados con la vista hacia las áreas verdes interiores.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/sutton1_1050_615x.jpg

De este modo, la totalidad de los espacios de uso común, al igual que las habitaciones más importantes de este hogar, tales como la recámara principal, el estudio de televisión, la sala comedor y el family room, cuentan con una vista completa hacia el jardín, cuya superficie se extiende en un nivel. Por otra parte, la distribución de las áreas de servicio, como la cocina, el área de lavado, el patio y las bodegas, se hizo tomando en cuenta que debían situarse hacia el estacionamiento y la fachada principal.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/sutton5_4264_546x.jpg

Una de las características más notables del diseño de este proyecto residencial privado —cuya superficie de construcción alcanza 550 metros cuadrados— radica en el empleo de materiales en línea con las propuestas arquitectónicas desarrolladas por el despacho D+S Arquitectos, tales como el concreto aparente en diferentes texturas, formas y estampados, así como la madera. La armoniosa integración de ambos materiales se hace particularmente evidente en los muros colados con duela de pino que visten distintos puntos de la casa. Para aprovechar al máximo los espacios de la vivienda, una de las prioridades del diseño, que se realizó a lo largo de cuatro meses, fue lograr que la altura de los entrepisos se extendiera poco más de tres metros, además de crear dobles alturas en las áreas de acceso, como el vestíbulo principal, para dotarlas de amplitud e impacto.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/sutton2_1624_615x.jpg

Una parte esencial de la propuesta de Sutton era lograr que el remate visual del acceso a la residencia fuera espectacular, motivo por el cual se creó un espejo de agua, contenido por un muro de concreto, que va a lo largo del área de la sala comedor. Para dar aún más fuerza al espejo de agua y lograr mayor integración con la naturaleza, se sembró un árbol en uno de los extremos, el cual se funde orgánicamente con la luz natural en el día, así como con la iluminación artificial durante la noche. Con estas características reunidas, puede afirmarse que la casa Sierra Gorda no sólo refleja una estética contemporánea, sino que también se integra respetuosamente a su entorno natural.