• Casas
  • Miguel Sada
  • 21|09|2015
Casa de autor
Sus elementos vernáculos traducidos al lenguaje contemporáneo y un interesante juego de luces y sombras determinan un diálogo único.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/muror3_8828_615x.jpg

Arquitectura y diseño interior: Muro Rojo Arquitectura

Diseño de iluminación: Luz y Forma

Paisajismo: Paisaje Radical

La propuesta conceptual de Casa Lomas Altas emplazada en la Ciudad de México partió de la idea de fusionar la urbe con el bosque. Para generar una integración plena, el equipo creativo de Muro Rojo Arquitectura liderado por Elizabeth Gómez Coello y Jorge Medina, creó espacios que se dilatan hacia el exterior incorporando puertas pivotantes que conectan toda la planta baja y abren el espacio hacia la naturaleza. Esto otorga movimiento a las fachadas y procura que se aprecien vistas pasmosas desde el interior. Crear una “casa de autor” fue parte del reto de Elizabeth, los propietarios son coleccionistas de arte contemporáneo, sin embargo, se mantuvo la premisa de concebir “un sitio para habitar”, y priorizó su funcionamiento. Así los creativos de Muro Rojo lograron construir un espacio acogedor e íntimo.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/muror6_1495_615x.jpg

La residencia se sitúa en un terreno con pendiente, en donde el estacionamiento y el área de servicios se alojan en la planta baja. Al subir por el cubo de escaleras acristalado se accede al primer nivel, que alberga las áreas sociales ­–sala, comedor, cocina, antecomedor, terraza frontal, family room con terraza y jardín, estudio y ludoteca–, articuladas alrededor de un luminoso patio central. La segunda planta está formada por tres habitaciones y una sala de televisión. La mejor vista sin duda se disfruta desde la azotea, donde habrá un gimnasio y un spa.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/muror5_6857_546x.jpg

Para el interior se eligió una paleta de materiales contrastantes como distintos tipos de piedra: mármol Calacatta, Cuarcita, Pietra D’Avola para el muro que intersecta la casa en fachada, y acentos exóticos en Granito Copacabana para el baño de visitas. Éstas se combinan con la tibieza del nogal europeo Garbelotto instalado por Fine Floors en el family room y el roble en la madera de los pisos. Para la fachada se mantuvo el concreto aparente y una serie de celosías tipo shutters de Hunter Douglas. Gracias esta selección de materiales, se encontró el balance justo de texturas, pues como considera Elizabeth, “la masividad y potencia del mármol no tendría sentido sin el contraste con la calidez del nogal”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/muror2_7197_615x.jpg

El diseño de iluminación estuvo a cargo de Luz y Forma, a través de una distribución irregular de luminarias en plafón y cajillos de iluminación perimetral, lo que dio como resultado una atmósfera cálida y acogedora. Gran parte del mobiliario fue diseñado por el equipo de Muro Rojo Arquitectura y se contrastó con piezas clásicas. En la sala, los muebles a la medida se complementa con un par de sillas Three Legged Shell de Hans Wegner, una banca de Gatone Rinaldi para Poltrona Frau y una lámpara de pié de Delightfull. Los cojines diseñados por Dr. Lakra, fueron encargados a Centro Oaxaca. Cada elemento establece un diálogo con el espacio enmarcado por una chimenea en barro negro de Colectivo 1050 grados.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201538/muror1_6101_615x.jpg

En el comedor, la mesa Saarinen es escoltada por sillas de la casa italiana Alias. En el family room, la lámpara Prouvé ilumina la mesa Noguchi y los sillones Eames crean un interesante juego con las luminarias Margarita diseñadas por David Pompa. La mesa de la terraza de la marca italiana Emu. “Cada espacio de Casa Lomas Altas está impregnado de su propia esencia, tiene un remate visual, un detalle especial, pero siempre se mantiene un hilo conductor a lo largo del recorrido: el juego de luz y sombra”.

La horizontalidad, la infinitud y lo lúdico a partir de los reflejos determinan el carácter de la vivienda. Su arquitectura limpia y diáfana es como un libro conformado por muros, luz, texturas y sombras, donde se escribe la vida.