• Casas
  • Mayer Rus
  • 06|06|2016
Visión doble
Khloé y Kourtney comparten un programa, la zona donde viven e incluso a su decorador, Martyn Lawrence Bullard. Pero cuando se trata del hogar, las célebres hermanas tienen su propio sello.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/21/kk2_9409_615x.jpg

Producción: Carlos Mota

La idea de que la casa es un santuario es uno de los grandes clichés de las revistas de interiorismo, pero para las hermanas Kourtney y Khloé Kardashian, esta idea tiene un sentido totalmente distinto. Después de todo, cuando eres miembro de una de las familias más famosas de Estados Unidos que ha pasado tanto tiempo en reality shows y en la prensa, necesitas un espacio en el que no te observen.

Este dúo de emprendedoras ha encontrado un lugar de escape en viviendas que se encuentran a la vuelta de la esquina una de la otra, en un enclave privado de Calabasas, California, en el que el mundo inmobiliario es como un intercambio entre celebridades. Hace un par de años, Kourtney, la mayor de las dos, le compró a la estrella de la NFL Keyshawn Johnson una vivienda de estilo toscano de tres mil 500 metros cuadrados. Poco más de un mes después, Khloé le compró una casa de inspiración mediterránea de tres mil metros cuadrados a Justin Bieber. Su media hermana, Kylie Jenner, también compró una propiedad ahí, y la madre de la familia, Kris Jenner, vive a sólo unos minutos de distancia con Kim, quien se está quedando en la casa de su mamá con su esposo Kanye West y sus hijos, mientras se construye su nueva residencia, diseñada por Axel Vervoort

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/21/kk1_462_615x.jpg

Incluso en una familia tan unida, resulta sorprendente que Kourtney y Khloé —quienes tienen personalidades y sensibilidades estéticas bien definidas— hayan contratado al mismo decorador. Sin embargo, eligieron confiarle al favorito del show-business Martyn Lawrence Bullard la tarea de confeccionar las dos casas a sus respectivos gustos. “Estoy sorprendida con la cantidad de estilos que puede interpretar. La casa de Khloé es glamorosa, lo que va muy bien con su estilo. El mío es mucho más moderado y moderno”, comentó Kourtney.

Bullard conoce a la familia desde hace años, ya que ha gravitado en la órbita de las celebridades de Hollywood. “Las dos chicas estaban listas para algo fresco. La casa de Khloé era un enorme palacio de juegos diseñado por un escandaloso jovencito. Decidimos darle algo de romance al retomar sus raíces mediterráneas”, agregó Martyn. Para Kourtney, el punto central eran sus hijos, Mason y Reign, y su hija Penelope. “Queríamos que fuera sofisticado pero amigable y familiar. Para ella sus hijos lo son todo”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/21/kk4_1080_615x.jpg

El resultado es una vivienda acogedora y otra más rock & roll. Para lo que Khloé agregó: “Nuestros gustos son completamente diferentes. Cuando vamos a comprar muebles, yo me quedo callada cuando Kourtney me enseña piezas modernas. Luego nos dirigimos hacia una serie de objetos exóticos y hermosos y todo lo que ella dice es ‘No me gusta nada de esto’”.

Bullard proveyó todo el exotismo que Khloé deseaba y vistió su casa de una variedad de elementos marroquíes, turcos y de Medio Oriente. Su coup de théâtre es la sala con forma de carpa, una etérea fantasía blanca presidida por un gigantesco espejo levantino con el encanto de la época del cine mudo. El recibidor da a una terraza cubierta de vides en la que las camas colgantes se balancean entre las brisas del Pacífico. Como explicó Martyn Lawrence Bullard, “A Khloé no le interesaba el estilo tradicional de Marruecos, por lo que difuminamos las líneas y le dimos un aspecto más contemporáneo”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/21/kk5_3229_546x.jpg

A pesar de lo teatral de estos espacios, el que quizás refleja mejor el espíritu de Khloé es el clóset organizado por color y estilo, creado a partir de dos antiguas habitaciones. “Yo no tengo hijos, así que ¿por qué no?” comentó Khloé, quien recientemente debutó en su talk show Kocktails with Khloé, y está trabajando en un nuevo reality sobre maquillaje para E!. La pasión por descubrir cosas lo comparte con Kourtney, quien se sumergió en la historia del diseño del siglo XX para conformar una colección. Desde las sillas Pierre Jeanneret del comedor hasta la silla y la otomana Oscar Niemeyer de la sala y el escritorio Jules Leleu, al fondo de la oficina llena de obras artísticas, la vivienda está rebosante de joyas modernistas.

El conjunto de piezas se extiende al cuarto de los niños. Penelope, por ejemplo, duerme bajo una lámpara de techo de tres brazos de Serge Mouille, con una obra de arte de luz de neón instalada sobre una cabecera rosa. Por su parte, Khloé encuentra cierto gozo en los textiles crudos y afelpados que enriquecen su habitación. “No tengo mucho tiempo para mí, así que cuando tengo oportunidad de relajarme en la cama realmente lo disfruto. Es como estar en un paraíso de champaña. ¿Quién no quiere eso?”, concluyó Khloé.

www.martynlawrencebullard.com