• Casas
  • Karine Monié
  • 11|05|2014
Dominar los extremos
La arquitectura de la casa Outpost en el desierto, es de carácter sostenible y ayuda revelar el magnífico sitio.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201419/dominar_los_extremos_3566_615x.jpg

Arquitectura: Tom Kundig / Olson Kundig Architects

Tardar cerca de una década para llevar a cabo un proyecto de arquitectura residencial puede parecer una locura. Sin embargo, tanto el arquitecto como su cliente concluyeron que fue positivo, pues permitió “refinar, refinar y refinar”, según sus palabras. Tom Kundig va aún más allá: “El hecho de que el proyecto haya durado tanto tiempo permitió a la cliente aclarar sus necesidades a lo largo del proceso mientras que trataba de respetar un presupuesto y cuidar los costos de construcción que iban aumentando cada vez”.

Para el norteamericano, diseñar la casa Outpost fue una manera de acercarse nuevamente a un paisaje muy significativo para él, ya que se encuentra en la región donde creció.

La arquitectura de esta vivienda de más de 340 metros cuadrados fue pensada en armonía con el desierto del estado de Idaho. “Para mí, el sitio es sagrado; me gusta tomar tiempo para caminar y aprender a conocerlo. El objetivo de la arquitectura es ayudar a revelar el sitio”, enunció Tom Kundig.

Se logró crear un contraste interesante entre el exterior, cuyo objetivo es proteger de los elementos, y el interior, donde el aspecto acogedor tiene que sobresalir. “Pienso que pequeñas estructuras en paisajes amplios nos recuerdan nuestro lugar en el orden natural de las cosas; nos recuerdan que somos parte de un sistema más grande”, explicó Tom Kundig.

La propietaria de la vivienda se enfocó en el diseño interior, que revela espacios de gran amplitud donde la madera, el vidrio y el acero se combinan de la forma más adecuada para honrar al sublime paisaje natural.  

Kundig se interesa particularmente en la dimensión social y cultural de la arquitectura, así como en la autenticidad y el carácter sostenible de los proyectos que realiza. Fue el caso de la vivienda Outpost, en donde se buscó reducir lo más posible los impactos de su diseño en el entorno. Admirador de Le Corbusier, Pierre Chareau, Carlos Scarpa y Glenn Murcutt, el estadounidense considera que la “gran arquitectura” se manifiesta en la intersección entre lo racional y lo poético.