• Casas
  • María Tercero
  • 08|05|2014
Encumbrada por las olas
Sobre un acantilado en el Océano Pacífico se erigen los imponentes muros de esta residencia cuyo diseño enmarca a la perfección el majestuoso paisaje.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201419/encumbrada_por_las_olas_6315_615x.jpg

Arquitectura de Stephen Berman

Construida bajo la visión de Stephen Berman, esta residencia ubicada en Cabo San Lucas es el vivo testimonio de una arquitectura adecuada al sitio, cuya función es ofrecer un entorno agradable a sus habitantes mediante la integración de la exquisita naturaleza del lugar en donde se encuentra.

“El diseño de la vivienda significó un gran reto, ya que el terreno era rocoso y contaba con una pendiente pronunciada. Sin embargo, estos también fueron los factores que me inspiraron a hacer algo único y nuevo para mí”, comentó Berman.

Un puente de madera sobre una cascada de agua da la bienvenida al visitante para adentrarse a un vestíbulo completamente abierto en donde el cielo y el mar se fusionan en la fina línea del horizonte, convirtiéndose en el principal foco de atención. Los amplios espacios con monumentales alturas permiten que la fresca brisa que azota el risco recorra los pasillos. El blanco predomina en el espacio creando un entorno pacífico en donde se puede disfrutar al máximo de la armonía y tranquilidad que este hogar brinda.

La totalidad del nivel inferior está dedicada a la master suite en donde se vive una intimidad sublime. Sólo tres muros confinan la habitación, el cuarto está conformado por una serie de paneles plegables que permiten la integración de la terraza privada al interior. La sala de baño principal es una de las áreas que contribuyen a la comodidad y disfrute del usuario. La regadera,  con vista al océano, no tiene ventanas ni paredes, lo que permite que el espectacular panorama se apodere del usuario y se convierta en una experiencia total de relajación, la cual es complementada por una opulenta tina con ducha de lluvia que invita al desenfado absoluto.

La alberca tipo infinity con jacuzzi y wet bar se convierte en una de las áreas más concurridas, pues aquí se pueden realizar infinidad de actividades, como nadar o disfrutar de los cálidos días en el solarium.

Un gimnasio, un amplio despacho, un cine privado y una  área zen son algunos de los espacios que hacen de ésta residencia un lugar único que pretende redefinir la vida junto al mar, transformándola en una experiencia en donde el lujo y la comodidad son llevados a su máxima expresión.