• Casas
  • Jessica Moreno
  • 17|04|2015
Extraviada en el bosque
Una casa que hace referencia a los bosques de pino mediterráneo que la rodean, tanto en su diseño como en sus materiales de construcción y de decoración.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201516/elbosquecover_1861_615x.jpg

El objetivo del proyecto El Bosque ubicado en Valencia, según su arquitecto Ramón Esteve, es la vinculación de las áreas exteriores a las estancias interiores para crear un alto grado de intimidad y armonía. Lo cual quiere decir que la propiedad es justamente como el bosque, con zonas agradables a la orilla en donde puedes encontrar un claro, y otras un poco más privadas, únicamente accesibles a los que se atrevan a adentrarse. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201516/elbosque3_3578_615x.jpg

La sensación de fortaleza comienza en la entrada principal, con dos grandes muros de piedra que la protegen, pero a medida que el visitante avanza por la casa, ésta se va tornando más permeable y deja entrever su magnífico interior, principalmente desde el jardín y la piscina. Una particularidad del diseño es que cada habitación tiene una altura distinta según su uso y su amplitud, excepto los dormitorios que comparten la misma. De este modo, al verla desde el exterior se obtiene un juego geométrico que simula cubos de distintos tamaños colocados al azar. Pero aquí nada fue dejado a la suerte. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201516/elbosque1_5095_615x.jpg

El interior pretende ser una burbuja cálida y acogedora, para lograrlo se vale de la madera de afrormosía, que prácticamente cubre la casa con un tono claro. Y para complementar la idea de luminosidad, las paredes de mampostería son blancas y algunas se han remplazado por completo con ventanales para no perder ni un rayo del exterior. “La sala, el comedor y la cocina, aunque son independientes, se conectan visualmente gracias a su posición, lo que dota a la casa de mayor amplitud y transparencia”, dice su arquitecto.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201516/elbosque2_1360_615x.jpg

Para aumentar visualmente la extensión de la casa en el interior, hay pasillos colocados de manera estratégica por todas partes que prolongan las estancias. Un efecto que se logra también en el exterior, en donde la piscina fue creada como una especie de lámina para que refleje la vivienda y la vegetación. Ese es el verdadero encanto de la casa El Bosque, a través de su arquitectura consiguió un juego óptico que hace ver aún más grandes sus 608 metros cuadrados.