• Casas
  • Karine Monié
  • 08|05|2014
La teoría de los contrarios
Estuche a la medida para una colección de arte.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201419/la_teoria_de_los_contrarios__644_615x.jpg

Diseño interior y arquitectura: JSª

Desde la calle nada presagia lo que esconde la casa San Isidro. Ubicada en un barrio chic de Lima, Perú, esta vivienda fue remodelada por el despacho mexicano JSª que, desde hace 15 años, ha recibido más de 55 premios nacionales e internacionales y desarrollado proyectos residenciales, corporativos, sociales, comerciales y culturales, entre otros.

En el marco de este trabajo, se preservó la esencia del lugar, pues la construcción de origen data de los años 50. “Los propietarios no querían demoler la casa, tenían la intención de renovarla”, comentó Javier Sánchez de JSª. Y fue a partir de esta primicia que el equipo de arquitectos y diseñadores de interiores buscó crear contrastes y diálogos al mismo tiempo en cada uno de los espacios de la casa: líneas arquitectónicas, decoración y materiales.

Por otra parte, es evidente la relación y el equilibrio que nace entre los espacios exteriores e interiores, lo que maximiza las vistas. “Nuestra prioridad fue pensar la vivienda de adentro hacia afuera”, explicó Javier Sánchez, quien se inspiró en “las casas de la modernidad que siempre tienden a provocar emoción a través del manejo espacial y de la luz”. Los muros estructurales se cubrieron de madera y los demás son de color blanco. Se utilizó también la piedra, lo que permite reforzar el efecto de los diversos materiales.

En cuanto al reto arquitectónico, el líder del proyecto confesó: “Los clientes fueron muy participativos y críticos, lo que nos llevó a cuestionar todo lo que hicimos”. Quizás por eso el resultado es una fusión perfecta de ambientes con desniveles y varios tipos de superficies, materiales y zonas.