• Casas
  • Derek Blasberg
  • 29|06|2015
Los artistas
En su recién renovada residencia en el centro de Harlem, los actores Neil Patrick Harris y David Burtka crearon un elegante santuario para criar a su joven familia y recibir a sus amistades.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201525/artistas2_9236_546x.jpg

Producción: Anita Sardisi

"En este año ha habido de todo”, expresó el actor David Burtka sobre los últimos 12 meses al lado de su esposo, el actor Neil Patrick Harris. Y no bromeaba. En 2014 Harris trabajó en la novena y última temporada de la aclamada serie de la CBS, How I Met Your Mother, y ganó un Tony por su papel protagónico en la obra de Broadway Hedwig and the Angry Inch. Asimismo, la pareja, sus cuates de cuatro años —Gideon y Harper— y sus dos perros se mudaron de Los Ángeles a Nueva York y se instalaron en una residencia que estuvieron remodelando durante más de un año. Por si esto fuera poco, también contrajeron matrimonio en septiembre del año pasado, en Italia, y los festejos incluyeron un espectáculo de su amigo Elton John. “Casarse, mudarse, tener nuevos trabajos; hicimos todo lo que supuestamente puede arruinar una relación”, bromeó Burtka.

“Lo gracioso es que nunca nos habíamos llevado mejor”, agregó Harris entre risas. Las cosas tampoco parecen estar perdiendo intensidad. Algunas semanas después de que Neil Harris realizara una de las actuaciones más importantes en Hollywood, ser el presentador de los premios Oscar, Burtka comenzó los preestrenos del musical de Broadway It Shoulda Been You, una comedia dirigida por David Hyde Pierce. Ah, y Harris estuvo ocupado desarrollando un show para la NBC cuyo estreno se espera este año.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201525/artistas3_1777_615x.jpg

Harris y Burtka se conocieron en Nueva York hace más de una década, y se mudaron juntos a Los Ángeles, en donde Harris tenía el papel de Barney Stinson en How I Met Your Mother. “Yo creí que sería una serie corta”, comentó Harris. Sin embargo, la sitcom fue un gran éxito y permanecieron en California durante casi 10 años. “Pero el plan siempre fue regresar a Nueva York cuando terminara la serie y así, criar a nuestros hijos”.

Una vez que la serie llegó a su última temporada, en otoño de 2013, la pareja comenzó a buscar un hogar en Nueva York formalmente. Habían conservado un pied-à-terre cerca de la Universidad de Columbia, en Harlem, mientras vivían en la Costa Oeste, y aunque habían explorado opciones por toda la ciudad, terminaron quedándose en esta zona. Burtka comentó que en cuanto entró a esta casa del siglo XIX de cinco pisos “tuvo aquella sensación”. Ésta necesitaba un poco de trabajo estructural pero tenía muchísimo carácter y espacio suficiente a nivel de calle para las oficinas de la productora de Harris y una sala de proyecciones.

Bajo la supervisión del diseñador de interiores de Los Ángeles, Trace Lehnfoff, en colaboración con el arquitecto neoyorquino Jeffery Povero, la remodelación duró 14 meses. El edificio había albergado un bed & breakfast, así que la mayoría de los cambios tuvieron que ver con la creación de un ambiente unifamiliar en los interiores. Esto incluyó cambiar radicalmente la distribución de la cocina mediante la expansión del espacio para cocinar, la adición de una gran isla y adecuarla a los estándares de Burtka, quien fue chef en Le Cordon Bleu, trabajó en el restaurante de Mario Batali, Babbo, en Greenwich Village, y fundó la compañía de catering Gourmet MD en Los Ángeles. En casa, Burtka cocina cuando puede, “de todo, desde pasta casera hasta unas magníficas costillas asadas”, comentó. Presumiendo los desayunos de su esposo, Harris dijo en broma: “Los hombres de verdad cocinan quiche”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201525/artistas4_4576_546x.jpg

Burtka y Harris, anfitriones entusiastas, frecuentemente organizaban cenas en Los Ángeles y estaban ansiosos por traer un poco de esta chispa a la Costa Este. Así que destinaron una sala para convivir y divertirse con sus amigos. Este espacio, agradable y elegantemente amueblado —que incluye un cuarto de música en la parte frontal y un salón detrás— presume un revestimiento de madera oscura y una chimenea con una repisa exquisitamente tallada. “Nunca he entendido los salones que no se utilizan”, dijo Harris.

Siguiendo esta línea, la pareja instaló una cantina rescatada de un hotel de Connecticut y una pianola que se conecta a estaciones de música online y reproduce las canciones que se transmiten. También hay un loro animado por computadora y, cerca de la puerta principal, un gabinete de boticario hecho a la medida cuyos numerosos cajones están llenos de divertidos regalos —un timbre que te vibra en la mano o un anillo de 25 centavos, por ejemplo— para los invitados. El elemento favorito de Harris en el área del bar es una instalación de luz diseñada por Carolina Fontoura Alzaga, en la que se empleó una cadena de bicicleta como una elegante malla. “Es una yuxtaposición que me encanta”, señaló. “Un refinado chandelier hecho con la cadena de una vieja bicicleta en una casa de Nueva York”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201525/artistas6_601_615x.jpg

La creciente colección de arte contemporáneo de la pareja se encuentra expuesta por toda la vivienda, e incluye obras de Mike Kelley, Jennifer Steinkamp, Kehinde Wiley y varios artistas jóvenes. La serie de imágenes antiguas es igualmente cautivante, en particular la que se encuentra en la acogedora sala de estar. “David quería que esta habitación fuera como un club de aventureros, lleno de rarezas y de objetos de origen diverso, lo que se ajustaba muy bien a mi mundo, pues a mí me fascinan la magia y los carnavales”, señaló Neil Patrick, quien ha realizado sus propios trucos desde que era un niño y ha dirigido espectáculos de magia alrededor del mundo. La sala de estar es también donde suelen terminar sus días y donde los padres leen libros a sus hijos. “Después de que los niños se van a la cama, volvemos aquí e intentamos ver una película, pero casi siempre nos quedamos dormidos antes de los primeros créditos”, continuó.

Enfrente de esta sala se encuentra el cuarto de la pareja, un refugio suntuosamente refinado, con tapices aterciopelados, lámparas de latón y un hipnótico tapiz de estuco. Sin embargo, el elemento más llamativo de la habitación es un vestidor meticulosamente ordenado con etiquetas precisas: camisetas negras, blancas y grises, por ejemplo. “Compartimos la ropa, no hay separación entre lo suyo y lo mío, porque ambos podemos ponernos todo”, explicó Burtka.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201525/artistas5_308_615x.jpg

En el último piso está el cuarto más particular de la vivienda: la oficina de Harris, cuya entrada está oculta detrás de una puerta con truco que se abre cuando se presiona el ojo de un mago en un póster vintage. “Esta idea viene de Scooby-Doo, en donde hay puertas secretas y los ojos de las pinturas se mueven”, dijo Neil Patrick. Dentro de este espacio están sus pertenencias más preciadas, como obras de arte originales de la Casa Encantada de Disneylandia y más pósters mágicos y decorados.

La pareja sabe que sus respectivas dotes de diseño hicieron que la remodelación resultara eficiente y satisfactoria. “Soy muy emocional, así que si veo algo que me gusta lo quiero tener enseguida”, dijo Burtka. Harris es más pragmático. “Tienes que sopesar el valor de las cosas cuando tienes dos perros que babean y dos hijos a quienes les encanta pintar con los dedos”, expresó. Refiriéndose al tamaño de los niños, agregó “Colocamos todo lo valioso en la parte alta de los muros”. 

*Visita el behind the scenes a esta magnífica residencia.