• Casas
  • Ana Quiroz
  • 08|06|2015
Mi vida alegre y pasional
La top model Inés Rivero pidió al interiorista Hernán Arriaga “un diseño alegre que sea original y que me represente”.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201523/inesr4_313_615x.jpg

Miami, Florida, se ha convertido en una de las ciudades más dinámicas de América, con ferias de arte, diseño y  una cantidad de rascacielos y proyectos de los arquitectos más destacados del mundo, un Design District que se ha renovado y que luce como el más potente en esta área. Una ciudad intensa que no deja de crecer y de vivir. Otrora calma y relajada, se ha transformado en epicentro de creativos y personajes emprendedores, muchos de ellos provenientes de toda Latinoamérica. Inés Rivero es una mujer muy especial, dinámica e inteligente, hermosa y dulce que desde muy joven (14 años), inició una carrera prolífica y exitosa en el mundo de la moda, siendo portada de innumerables revistas como Glamour y Vogue; también fue uno de los ángeles originales de Victoria’s Secret y ha colaborado con su imagen para campañas publicitarias de firmas tan reconocidas como Giorgio Armani, Mossimo y Saks Fifth Avenue, entre otras.

En medio de todo ese glamour, Inés nos recibe en su casa, un vecindario cercano a todo el bullicio de la ciudad creciente, pero contradictoriamente muy tranquilo, donde habita en una residencia de una sola planta con aires de estilo funcionalista. Este es el espacio más personal de Inés, donde destaca su amor como mamá y la dedicación que tiene por su hija Maia, donde la historia realmente comienza.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201523/inesr5_4753_546x.jpg

“Su gusto por el arte sobresale en su casa, pues posee una colección que ha cultivado por mucho tiempo e incluye piezas de artistas como Roni Horn, Edward Burtynsky, Micheal Wolf, Terry O’Neil y Nicolás Leyba, entre otros. Esta pasión la ha llevado a apreciar el mobiliario por su calidad, y a adquirir piezas con un valor histórico y que han hecho una diferencia en el mundo del diseño internacional, como el bar de Gio Ponti, las sillas del mismo autor en el comedor, una lámpara de Murano Venini blanca, la mesa Vintage de Gucci, y otras tantas piezas que hemos adquirido a lo largo de esta relación tan dinámica, positiva, educativa e increíblemente productiva, a la cual los dos pertenecemos y que comenzó hace varios años. Juntos hemos concebido varias residencias, todas con una personalidad diferente, pero el espíritu ha sido innegablemente el mismo”, comentó el diseñador de interiores Hernán Arriaga. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201523/inesr2_5838_615x.jpg

Es notable el uso arriesgado de colores, un recurso no muy fácil de lograr, pero definitivamente inspirador para un diseñador que conoce tan bien a su cliente. Hay amarillo, verde olivo, citrón, naranja Hermès y rosa, colores muy usados en el mundo de la moda pero no tan comunes en el diseño de interiores. Sin embargo, se logró una armonía muy interesante. “Esta propuesta fue perfecta, representa moda, gusto, elegancia; es un diseño joven, diferente y esencialmente describe a Inés de principio a fin. Además, enmarca todas sus obras de arte de manera extraordinaria y funcional”, agregó Arriaga.

No se realizaron cambios estructurales en la casa, sólo se vistió de un diseño interior excepcional y se buscaron puntos que llamaran la atención, como el árbol central de la galería principal, el cual agregó personalidad al espacio. Cada estancia es individual, con carácter, y todo el conjunto fluye para un resultado acogedor, cómodo y elegante.