• Casas
  • Fernanda Lascurain
  • 12|01|2016
Oasis urbano
Esta residencia destaca por sus líneas contemporáneas, donde se yuxtaponen materiales nobles y texturas para crear un efecto visual único.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/01/mont2_4434_615x.jpg

Arquitectura: Gilberto L. Rodríguez / GLR arquitectos

Fundada en 1596 por Diego de Montemayor, Monterrey, la capital del estado de Nuevo León y la segunda ciudad más importante de México, nos recibe con una gran cultura e historia. Se trata de una de las ciudades industriales más importantes del país, así como un sustancial centro económico. Envuelta en un panorama natural único, con imponentes vistas al Cerro de Las Mitras y a San Pedro Garza García, esta residencia de 1800 metros cuadrados, concebida por el arquitecto Gilberto L. Rodríguez, se estructuró de tal forma que en todo momento existe una conexión con la naturaleza y puede disfrutarse de una vista espectacular desde cada espacio.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/01/mont8_8390_615x.jpg

La arquitectura destaca por sus líneas contemporáneas, las cuales son impactantes a primer instante. En la fachada se utilizaron principalmente aplanados blancos con elementos de acero negro y madera sintética. El acceso se desarrolla por la planta alta, donde se encuentran las áreas sociales como el vestíbulo, la sala, el bar, el comedor, el antecomedor, la estancia familiar, la cocina, la biblioteca y una espectacular terraza que cuenta con un ventanal de piso a techo para apreciar la magnífica vista. Cada ambiente es visualmente potente y fue creado a la medida del cliente con una paleta de colores cálida y materiales lujosos, con acentos en madera y cristal que contribuyen a una estética natural y que complementan la decoración.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/01/mont4_9983_615x.jpg

El recorrido sigue por el nivel inferior, donde se disfruta una gran sala de juegos, la cava, el gimnasio, el bar y la terraza techada, así como las salas de baño concebidas para la piscina. Esta última funciona como espejo de agua y se complementa con un pabellón creado para actividades al aire libre. “Para una construcción residencial, la casa es toda una obra de ingeniería, pues el jardín está sobre una enorme losa que se encuentra a 12 metros de altura con respecto al nivel de la calle inferior”, comentó Gilberto Rodríguez. Por su parte, en los interiores se utilizaron materiales como el mármol y el nogal, que resaltan en una atmósfera que resulta acogedora y elegante a la vez. Sin duda, un ambiente que está en constante evolución.