• Casas
  • María Elena Espinosa
  • 08|04|2015
Perfecta ejecución de eclecticismo
Pasado y presente reunidos en ambientes sofisticados, donde la luz y la vegetación conviven con invaluables piezas de arte.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casahacover_1058_615x.jpg

Hace algunas décadas Hernán Arriaga y Fabio Lopes se instalaron en Miami, en donde de inmediato sintieron la conexión para dar rienda suelta a su gusto por el interiorismo y la creación de todo lo que provoque una emoción. Hoy, se encuentran inmersos en el mundo del interiorismo, atendiendo proyectos en Europa, Medio Oriente y, por supuesto, a lo largo y ancho de América. Como rotundos activistas y promotores del diseño de calidad y propositivo, cuentan con un gran acervo de obras que son una referencia del espíritu cosmopolita. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casaha2_3371_615x.jpg

Cuando decidieron diseñar su casa, se enfrentaron a uno de los retos más difíciles de su carrera, pero a la vez más apasionante. El desafío se convirtió en victoria al conseguir una edificación que data de 1927 con una mezcla de art nouveau y aires mediterráneos. Estaba casi en el abandono, pero ellos la restauraron magistralmente hasta convertirla en una obra de arte.

“Sabíamos que conseguir la casa ideal nos iba a tomar tiempo, porque Miami es un lugar donde realmente la historia no da tan atrás como en otras ciudades del mundo, entonces lo antiguo aquí puede ser 100 años pero no más. Finalmente, encontramos esta casa que nos fascinó, pero estaba destruida, lo cual fue ideal para nosotros. Nos tomó seis meses renovar la casa entera”, Hernán Arriaga.

La construcción es de 300 metros cuadrados, más los jardines. “La proporción y el balance en cada uno de los cuartos fue lo que nos enamoró, estaba claro que esa vivienda se había concebido con cariño. Cuando uno realmente hace, piensa y contrata a la persona correcta en una morada te das cuenta inmediatamente por el tamaño de los cuartos, ya que buscan las facilidades del uso”. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201515/casaha1_1844_615x.jpg

Los detalles de la decoración interior tuvieron como objetivo procurar tranquilidad y a la vez ser funcionales, para que el resultado fuera un lugar donde pudieran tener una reunión con amigos y un sitio en el que pudieran inspirarse para seguir creando. 

“El concepto fue hacer algo personal y diferente a lo que diseñamos Fabio y yo, porque cuando recibimos a un cliente hacemos prácticamente la casa de acuerdo a sus gustos y estilos de vida. En este caso, fuimos nosotros, nuestra labor fue adaptarla a nuestras necesidades pero al mismo tiempo hacer un diseño que nos representara ante nuestros clientes. Es un diseño arriesgado pero sumamente cómodo y cálido. Tiene una combinación perfecta de antiguo y moderno que es prácticamente lo que nos describe”.