• Casas
  • María Elena Espinosa
  • 15|10|2014
Refugio a orillas del mar
Las líneas racionalistas y los interiores cálidos de este proyecto en Los Cabos hablan un mismo lenguaje.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201442/refugio_a_orillas_del_mar_1_2780_615x.jpg

Diseño de interiores: Abax y Beatriz Redo

Para un creativo, es un placer concebir ideas innovadoras para clientes que buscan espacios con vitalidad y, por supuesto, que expresen su personalidad. Pero ir más allá de lo novedoso con el fin de crear algo completamente inusitado, es algo que sólo puede justificarse como una arquitectura hecha con pasión. Jorge Torres es un arquitecto que se ha desarrollado profesionalmente bajo una línea de diseño contemporáneo, pero siempre con un sello característico. Sus casas son de trazos honestos y cosmopolitas, y su trabajo interpreta las necesidades y los gustos de sus clientes.

En este caso, el talento, la experiencia y el buen gusto tanto del arquitecto como de sus clientes, se unieron para concebir un lugar asombroso con una personalidad especial. “Al comienzo de todo proyecto tenemos una entrevista con el cliente, en la cual le pedimos que nos exprese sus necesidades, ideas y sueños. Posteriormente hacemos una visita al sitio, y a partir de ahí iniciamos nuestra etapa conceptual de diseño. En este momento analizamos y visualizamos cada espacio, luego levantamos un modelo en tercera dimensión y ahí pulimos los detalles. Lo más importante es que sea confortable y que refleje la esencia y la personalidad de quien lo habita, ya que cada espacio será un escenario y testigo de nuevas historias”.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201442/refugio_a_orillas_del_mar_3_4440_615x.jpg

Esta residencia, ubicada en una de las zonas más lujosas de Los Cabos, surgió como un rompecabezas que debía integrar elementos como la función, las texturas, la luz natural y el arte como protagonistas de cada lugar. Desde la entrada se percibe con claridad que cada espacio tiene importancia; todo se integra a través de un ejercicio lúdico para crear contrastes refinados. Sin restar personalidad ni protagonismo a la arquitectura moderna, la firma Abax, en conjunto con Beatriz Redo, imprimió su estilo y logró que los espacios de la morada transmitan la sensación de un hogar cálido y acogedor. El desarrollo del proyecto, la distribución interior y los acabados siempre buscan la coherencia con la arquitectura y equilibran la frialdad de algunos materiales como el hormigón, el mármol crema marfil y el cristal, con el uso de maderas tropicales nacionales y una mezcla de texturas creada mediante una selección de piedras rústicas locales, elegidas específicamente para cada ambiente.

“El terreno tenía sus limitantes, ya que el fraccionamiento cuenta con varias restricciones y lineamientos de diseño. Nos adaptamos a eso desde la etapa inicial”, explicó Jorge Torres. La fachada principal se orienta al noroeste y se vuelca sobre el jardín, la alberca y las hermosas vistas que proporciona el Mar de Cortés. La planta superior destaca por la claridad en su distribución y funcionalidad, en donde se organizan de forma magistral la recámara principal con baño y vestidor, dos recámaras con vista al mar y terraza privada y una habitación de niños. A través de estos espacios pueden observarse la extraordinaria relación entre las escalas y el permanente juego de volúmenes que son el preámbulo de espacios relajados, donde el orden, la pulcritud y la perfección integran una atmósfera confortable. La planta baja, por su parte, está integrada por la sala, el bar, el comedor, la cocina, una terraza techada que conecta con el jardín, una cava, el media room, dos recámaras para visitas y un cuarto de estudio, en los que se percibe un ambiente refinado.

“La idea fue crear una morada acogedora y simple que se conectara con el entorno, en especial con las vistas al mar”. En estos espacios, el diseño interior fue concebido como “un viaje en el recuerdo de las experiencias vividas por sus propietarios”, como lo refleja la  sutil mezcla de tonalidades y texturas. El resultado es un hogar que transmite elegancia, funcionalidad y comodidad. Definitivamente, la esencialidad y la sencillez de líneas que refleja la arquitectura de esta casa se encuentra en la concepción del interiorismo.