• Casas
  • Jessica Moreno
  • 03|11|2015
Contrastes delicados
Sorpréndete con una construcción de estilo oriental, en medio de paisajes escandinavos.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201544/cdeli1_7198_615x.jpg

Casa Aspvik se encuentra sobre una colina en Torsbyfjärden con vista al archipiélago de Estocolmo. Esta es la residencia de vacaciones del arquitecto Andreas Martin-Löf y ha pertenecido a su familia desde los años 50s. Su estructura al estilo de las antiguas torres chinas de vigilancia, fue construida en 1917, y más tarde, en 1960, atravesó un periodo de expansión que le dio su aspecto actual. Como un pequeño edificio insertado entre pinos, la casa se da el lujo de ser alta sin obstruir el entorno por la altura de los árboles y la irregularidad del terreno.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201544/cdeli4_4542_615x.jpg

Recientemente tuvo un cambio de look que la modernizó y la hizo apta para el clima escandinavo. Además se aprovechó la vista del paisaje sin que perdiera su sencillez original. Pero el cambio no fue tan sencillo, la complejidad más grande que tuvo su arquitecto y dueño, fue el suelo rocoso e inclinado, pues no facilitaba el acceso de los materiales de construcción y en muchas ocasiones se tuvo que subir a mano. Las ventanas, puertas y terminados metálicos se prepararon en talleres cercanos y luego se instalaron en el lugar para facilitar la tarea.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201544/cdeli3_1303_546x.jpg

La fachada de vidrio y madera pintada de negro es la parte más importante de la construcción, ya que permite que el lugar entero tenga luz y un ambiente pacífico al estilo oriental. Su alberca infinity dirigida al Oeste y su terraza al Este, permite obtener las mejores postales a lo largo del día. Esa es una de las mejores características de Aspvik, desde todas partes de la casa se obtiene una vista espectacular. Por ello su diseño y decoración son sencillos, casi minimalistas, pero muy detallados, para dejar disfrutar de la naturaleza a sus habitantes.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201544/cdeli2_3984_615x.jpg

En la primera planta encontramos el recibidor, una habitación y un sauna típico de la región. En la segunda está la cocina, el comedor y la estancia con una biblioteca que divide las escaleras de la sala. Los materiales son “crudos” con una paleta de tonos amaderados y toques de mármol y latón. La combinación de texturas crea una sensación interesante de variación por toda la casa.

martinlof.se