• Casas
  • Fernanda Lascurain
  • 06|05|2014
Un prisma sustentable
Juan Carlos Baumgartner concibió una residencia para el descanso y el disfrute de sus moradores.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201419/un_prisma_sustentable_84_615x.jpg

Arquitectura y diseño: Juan Carlos Baumgartner / SPACE

Una residencia de fin de semana que logra un equilibrio perfecto entre la calidez y la modernidad. Ubicada en Cuernavaca, Morelos, esta propiedad ostenta más de mil metros cuadrados. Ya que el propietario acostumbra recibir visitas en su casa con frecuencia,  era necesario proyectar una vivienda amplia, pero que a su vez pudiera disfrutarse en familia cómoda y tranquilamente.

El arquitecto Juan Carlos Baumgartner lideró esta obra, la cual está compuesta por dos grandes volúmenes que están unidos. El primero es una estructura metálica, y el segundo, un cubo de madera en donde se encuentra la terraza. En el inmueble destaca una grapa de concreto de doble altura con cimbra cuidada y tratada. Este material es uno de los elementos principales de la vivienda, y también fue aplicado en los espacios interiores.

El propietario es un coleccionista de autos, por lo que el diseño de la residencia privilegió un espacio de gran formato para albergarlos, como si se tratara de una galería de arte.

La casa cuenta con cuatro habitaciones y una cocina abierta, las cuales se distinguen por sus acabados cuidadosamente seleccionados, como el mármol del piso que fue tratado al ácido.Gracias a su doble altura y fachada acristalada, la estancia principal utiliza como fuente de iluminación la luz natural, aunque se dispuso un candelabro diseñado por el mismo Juan Carlos Baumgartner. En este espacio también encontramos distintas texturas, como la piel de camello y la madera, las cuales provocan un ambiente acogedor.

Cabe señalar que los materiales utilizados son libres de partículas volátiles orgánicas y su contenido ha sido reciclado, asimismo, la madera proviene de bosques mexicanos certificados. También, se emplearon paneles solares para la calefacción de la alberca, la cual fue diseñada por Juan Carlos y funge como el punto focal de la vivienda.

Integrar el arte a la arquitectura es imprescindible para lograr un hogar pleno, por lo que se buscó llamar la atención del visitante con un cuadro hiperrealista de un Porsche 78 de Mario Barón, artista que comparte un lazo especial con el creativo desde hace varios años. Asimismo, se pueden observar obras del fotógrafo John Galpert, del escultor Jorge Marín y obras monocromáticas de los arquitectos Fernando Gutiérrez y Carlos de la Fuente.

Baumgartner lució su maestría al crear esta casa con bases sustentables, así como al adaptar el interiorismo a medida del ciente de manera impecable.