• Casas
  • Karine Monié
  • 14|08|2014
Dominar el Pacífico
Desvelamos una oda a la naturaleza en California.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201433/casa_california_big_sur_2_468_615x.jpg

Arquitectura: Fougeron Architecture 

En Estados Unidos, la “Highway 1” es un tema de conversación recurrente, pues esta carretera ofrece un recorrido costero único, del sur al norte de California. Y una de las zonas más hermosas es sin duda Big Sur, que se extiende en 140 kilómetros aproximadamente. Aquí se sitúa la casa Fall, diseñada por el despacho Fougeron Architecture con sede en San Francisco. Arriba de un acantilado, esta vivienda de 350 metros cuadrados proporciona vistas espectaculares. Con el Océano Pacífico como tela de fondo y ventanales de piso a techo que dejan entrar la luz natural en todos los espacios, los moradores tienen la sensación de disfrutar del paisaje en cada segundo y de estar frente a un horizonte sin fin. Los colores intensos del cielo, del mar y de la vegetación impactan en cualquier temporada, pues en el sur de California, parece que el sol no se cansa.

En esta vivienda, la arquitecta plasmó los tres grandes principios que guían a Anne Fougeron: la modulación del espacio a través del manejo de la luz natural, el uso innovador de la estructura que se vuelve un verdadero ornamento arquitectónico, y la exploración visual y táctil de los materiales que impactan la manera según la cual los habitantes se apropian de los espacios. “El reto fue diseñar una casa en uno de los marcos naturales más espectaculares de la costa del Pacífico, que respetara y transformara al mismo tiempo el paisaje”. En efecto, la inmensidad del océano y el panorama excepcional son los principales protagonistas. El resultado es, según las palabras de la arquitecta, “una estructura inseparable de su contexto”.

La parte principal de esta casa de tres recámaras se compone de dos cajas rectangulares unidas por una sublime biblioteca rodeada de vidrio que es el corazón de la vivienda. El volumen superior alberga la cocina y la sala-comedor, entre otros, mientras que el inferior, donde está la habitación principal con vistas espectaculares, parece ser un promontorio que domina el océano. En una ala de la vivienda se encuentra otra habitación. En la fachada sur, el techo cubierto de cobre protege del sol y del viento mientras que la fachada norte, hecha de vidrio, abre los espacios hacia el paisaje. La estructura geométrica de acero destaca en el exterior mientras que en el interior, se notan los acabados de madera.

Finalmente, este complejo proyecto que abraza el escenario integra distintas técnicas de diseño sostenible, ineludibles en la arquitectura de hoy. Cabe mencionar, por ejemplo, la orientación hacia el sol de algunas áreas de la casa para disfrutar la luz natural y reducir el uso de la iluminación artificial, la utilización de vidrios con propiedades termoaislantes, la ventilación natural gracias a la distribución de los espacios y el tratamiento de las aguas residuales in situ, entre otros.