• Casas
  • María Alcocer
  • 04|08|2014
Efecto mariposa en Palm Springs
Una residencia epítome de esencialidad moderna.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201432/cover_casa_palm_springs_1_3447_615x.jpg

Arquitectura: William Krisel 

Diseño interior: Chris Menrad

Después de estudiar en la Escuela de Arquitectura de la USC, en 1949 William Krisel fundó la firma Palmer & Krisel. En 1955 fue invitado por la Alexander Construction Company a trabajar en un proyecto residencial en Palm Springs, California, conocido como Twin Palms debido a las dos palmeras que adornan el frente de cada residencia.

La propuesta de Krisel, que solidificó el desarrollo y ayudó a definir la arquitectura de Palm Springs, fue convencer a la constructora de que estas casas tenían que ser distintas a las de Los Ángeles. A diferencia de éstas, se trataba de un destino orientado a residencias vacacionales de lujo, sin embargo, lo que William buscaba era democratizar los precios para que fueran asequibles.

De este modo, las casas fueron privilegiadas con una sola planta de 150 metros cuadrados construidos en una superficie de 900, en donde el interior se fusiona con el exterior, a través de paredes de cristal que van de piso a techo. Cuando un cliente compraba una de estas Alexanders (como eran llamadas por la constructora), se le ofrecían ocho variaciones de fachadas con ocho sistemas de encuadre diferentes. En consecuencia, los materiales de cada casa varían y cada frente incorpora: ya sean bloques de concreto, vigas de madera o concreto, estuco, piedra, paneles o revestimiento de madera. También, las líneas de los techos podían ser diferentes, pues consistían en techos planos, así como a dos aguas y techos de dos líneas: una larga y una corta, que simulan la forma de una mariposa.

El gran legado de Krisel es el techo mariposa, un estilo innovador para la arquitectura de la época, en el que la línea del tejado se invierte y es menor en el centro. Desde un punto de vista exterior, este aspecto era muy diferente de lo que había sido la norma hasta entonces, pues lo usual eran los techos planos o a dos aguas. Por la forma en que se conjugan las líneas del techo mariposa, que ascienden en los costados, el diseño ofrece una mayor iluminación natural en el interior.

Menrad concibió el interiorismo y no osó profanarla con muebles que no fueran de los años 50, por lo que “el mobiliario es una fusión de piezas vintage y de nueva producción, que alude a la época midcentury”. Firmas de mobiliario moderno, como Knoll, Herman Miller, Fritz Hansen y Vitra son algunas de las casas de diseño que consideró para vestir su hogar, cuyo estilo es tremendamente sofisticado y divertido.