• Casas
  • Karine Monié
  • 10|08|2016
Refugio uruguayo
En la costa de Maldonado, el arquitecto Martín Gómez concibió un escape de verano paradisiaco.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/curu1_2631_615x.jpg

Arquitectura y Diseño Interior: Martín Gómez Arquitectos

Con oficinas en Uruguay y en Argentina, el estudio Martín Gómez Arquitectos conoce perfectamente los dos países. Este proyecto une las dos culturas, pues los dueños habitan en Buenos Aires mientras que la vivienda se sitúa en José Ignacio, el pueblo más en boga de Uruguay. “Mucha gente suele pasar el día en las playas exclusivas y a la hora del atardecer vuelven a sus casas”, comentó el arquitecto Martín Gómez. Los propietarios, una familia con cuatro hijos, fueron seducidos por este terreno en alto de mil metros cuadrados que consta de vistas magníficas.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/curu5_6431_615x.jpg

El equipo de Martín Gómez Arquitectos estuvo a cargo de diseñar la vivienda que se extiende en dos niveles, con una superficie cubierta de 300 metros cuadrados y varias semicubiertas de 120. “Lo más importante a rescatar fue la vista al mar y al poniente desde la planta alta. Esto nos llevó a realizar una casa de plano invertido: los dormitorios de los niños se sitúan en la planta baja y la habitación principal, la sala, la cocina, así como la amplia terraza, ocupan el piso superior”, aseguró Martín Gómez. El equipo de Martín Gómez Arquitectos estuvo a cargo de diseñar la vivienda que se extiende en dos niveles, con una superficie cubierta de 300 metros cuadrados y varias semicubiertas de 120. “Lo más importante a rescatar fue la vista al mar y al poniente desde la planta alta. Esto nos llevó a realizar una casa de plano invertido: los dormitorios de los niños se sitúan en la planta baja y la habitación principal, la sala, la cocina, así como la amplia terraza, ocupan el piso superior”, aseguró Martín Gómez.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/curu6_4442_615x.jpg

Con sus muros pintados de blanco, la residencia tiene un estilo veraniego, acentuado aún más a través del diseño interior que fue realizado por Florencia Gómez, la hermana de Martín Gómez. Los colores son claros con el blanco que resalta, y las telas son vaporosas. “Hacemos muchas piezas de mobiliario con Florencia, y mi esposa Daniela Coll tiene su negocio de interiorismo La Esteña en José Ignacio, así que entre los tres ¡resolvemos todo!”. Influenciado por el trabajo de Renzo Piano, Alberto Campo Baeza, Richard Meyer, Álvaro Siza y Shigeru Ban, Martín Gómez se inspiró en el mar, en el pueblo de José Ignacio, y en el estilo de sus clientes, para concebir esta casa. La familia disfruta de este refugio varias veces al año, después de un recorrido que empieza con una hora de avión desde Buenos Aires, a la cual se suman otra en auto desde el aeropuerto, tres horas de ferry hasta Montevideo y dos horas más de camino en coche para llegar al tan deseado pueblo de José Ignacio. ¡La tranquilidad lo amerita!

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2016/30/curu2_3903_546x.jpg

“Reflexionamos tomando en cuenta la vida cotidiana y llegamos a la conclusión de que a esta casa de playa —compacta y funcional— le convendría tener una piscina y una pool house en forma de playroom para los niños. Este sistema, consolidado por la instalación de una parilla, dio vida al jardín-patio que (a diferencia de los espacios interiores) no tiene vista”, añadió Martín Gómez. Alzada sobre la colina, la vivienda se abre hacia el horizonte uruguayo con delicadeza y fluidez. “El volumen simple y ultra blanco en esa loma me emociona cada vez que paso por allí”, confesó el arquitecto.