Tierra, diseño y vino
Una casa que hace una combinación perfecta entre el respeto a la más alta tradición vinícola y el uso de tecnología de punta.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/xanic1_6109_615x.jpg

Arquitectura: Juan Garduño

Una extraordinaria estructura arquitectónica se posa en el Valle de Guadalupe, en Baja California. La paleta cromática, los volúmenes y las texturas tienen la intención de fusionarse con el entorno. Se trata de un diseño contemporáneo y atemporal que persigue la idea de vigencia. Los directivos de Monte Xanic tenían como intención crear un espacio que además de ser funcional marcara la pauta de las vinícolas en México, por ello, después de realizar un concurso entre varias firmas de diseño, se decidieron por el proyecto del arquitecto Juan Garduño, el cual tomaba en cuenta la piedra del lugar para comunicar la idea de que el espacio continúa la ladera de la montaña. Asimismo, se aprovecharon al máximo las temperaturas bajas que genera la refrigeración cuando se fermenta el vino utilizando el mínimo de ventilación artificial. Se amplió un lago existente, que se utilizaba sólo para el riego, y se integró una sala de conciertos al hogar de la familia Monte Xanic, quienes diariamente trabajan el campo que da vida a sus vinos, cuidan los procesos de elaboración y crean las mezclas para sus etiquetas.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/xanic2_5168_615x.jpg

El camino de terracería que conduce a la vinícola es hermoso; se puede apreciar la sutileza del lago por un lado y, por el otro, los viñedos que se extienden por todo el campo. La vista remata con las espectaculares montañas, y cuando el recorrido termina encontramos una fachada sobria y muy particular, ya que se percibe de diferente manera dependiendo del punto en el que se encuentre el observador. Al acercarse, se descubre el material que da textura a la fachada: un recubrimiento de cuerda tejido artesanalmente que envuelve al recinto, el cual, además de ser un elemento estético, funciona como una segunda piel que permite mantener un ambiente fresco al interior. “Es una fachada que no busca impresionar a la distancia, hay que acercarse y descubrirla poco a poco”, comentó el arquitecto Juan Garduño.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/xanic4_5843_546x.jpg

El reto más importante de este proyecto arquitectónico fue generar una planta de producción térmicamente aislada que cumpliera con las necesidades industriales y, al mismo tiempo, estuviera integrada al área destinada para visitas y recorridos con clientes. Las diversas zonas están delimitadas pero se articulan en un recorrido que hay que realizar para entender todo el proceso. Hay espacios que ofrecen una experiencia enológica completa y otras que funcionan para la operación. El área de oficinas es de diseño limpio, sencillo e iluminado, mientras que en el restaurante y la cava los ambientes son más dramáticos y la iluminación es tenue. Aquí, la utilización de materiales de la región es una constante. Se trata de una vinícola abierta a la exploración y el disfrute de sus visitantes. El recorrido al interior inicia en la sala de recepción y barra de degustación, donde Monte Xanic da la bienvenida para empezar una experiencia a través del proceso de producción. Desde la sala de fermentación se puede observar cómo se recibe la uva en tiempo de cosecha, se macera y se fermenta en tanques de acero inoxidable.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201540/xanic3_6572_615x.jpg

En la enoteca se encuentra la historia de las diferentes añadas y la colección privada de la vinícola. En la sala de almacenamiento se aprecia el proceso de embotellado y etiquetado. En la cava subterránea de añejamiento, las barricas descansan dentro de la montaña, entre muros naturales de roca. La vinícola  invita a disfrutar de su vino en espacios como la terraza, en donde se puede catar con vistas espectaculares del viñedo y del Valle de Guadalupe.  “Las nuevas instalaciones nos permitirán exponer nuestro producto de alta calidad y nuestros procesos ante los ojos de nuestros amigos y consumidores. El alma del vino se encuentra en su elaboración, y esto es una muestra de cómo Monte Xanic ha sido pionero en la consistencia, la calidad y la experiencia que nuestros productos ofrecen a nuestros clientes de manera excepcional”, comentó Hans Backhoff, director general.

www.montexanic.com.mx