Herencia modernista japonesa
Hace pocos meses, Bottega Veneta lanzó una iniciativa para proteger el patrimonio arquitectónico del país del sol naciente.
http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201517/herenciajapocover_4405_615x.jpg

¿Qué tienen en común una maison italiana que crea prendas y accesorios de lujo con la arquitectura modernista japonesa? No resulta evidente a primera vista. Pero para Tomas Maier, director creativo de Bottega Veneta y apasionado por la arquitectura, sí lo es: “Hay edificios excepcionales en Japón que fueron diseñados por reconocidos arquitectos del país. Sin embargo, varios de estos iconos están en riesgo de demolición por cuestiones de eficiencia económica, de problemas de resistencia a los terremotos y del hecho de que Japón va a recibir los Juegos Olímpicos de 2020. En anticipación a este evento de envergadura, muchos edificios van a estar totalmente modernizados”. 

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201517/herenciajapo1_5530_546x.jpg

Como lo indicó Tomas Maier, las construcciones históricas —como los templos— ya están protegidas, pues son reconocidas como tesoros nacionales. Es por ello que decidió enfocar sus esfuerzos en los edificios construidos después de la guerra. Entre ellos cabe mencionar el Hotel Okura de Tokio, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura modernista japonesa y con el cual Tomas Maier comparte una historia personal: “La primera vez que viajé a Japón, a mediados de los años 80, me alojé en este hotel y me quedé impresionado por la belleza del lobby —con detalles como las lámparas de suspensión creadas por artesanos japoneses—, así como por los empleados vestidos con kimonos. Esta experiencia única marcó el inicio de mi interés por la arquitectura modernista japonesa”. Recientemente, se anunció un proyecto de renovación completa del establecimiento que iniciará este verano y durará cuatro años.

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201517/herenciajapo2_9264_615x.jpg

"Es crucial asegurarse de que se va a preservar la integridad de estos edificios excepcionales, que se va a respetar la manera en que fueron concebidos, con el fin de valorarlos más, de transmitir este patrimonio a las siguientes generaciones y de obtener reconocimiento no sólo a nivel nacional, sino en todo el planeta”, destacó Tomas. Algunos de los otros iconos identificados por Bottega Veneta son: el teatro Nissay, diseñado en 1963 por el arquitecto Togo Murano; la International House of Japan, concebida en 1955 por Junzo Sakakura, Kunio Maekawa y Junzo Yoshimura, y varios edificios realizados por Kenzo Tange, ganador del premio Pritzker en 1987, como el Yoyogi National Gymnasium, la catedral de Tokio y el Kagawa Prefectural Government Hall y Gymasium.  

http://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/201517/herenciajapo3_2316_615x.jpg

En noviembre pasado, Bottega Veneta participó en un simposium sobre este tema en el 21st Century Museum of Contemporary Art de Kanazawa, con un panel de discusión liderado por los arquitectos Fumihiko Maki y Toshiko Mori. Despertar el interés por la arquitectura modernista japonesa a nivel mundial para favorecer su preservación es definitivamente el propósito de esta iniciativa que refleja el compromiso de la marca italiana y de su director creativo, quien expresó: “La arquitectura crea la skyline de una ciudad, es lo que hace que una ciudad sea única”.